Mérida.- Tres nuevas campeonas fue el saldo de la cuarta fecha del Torneo Municipal “Mérida Me Mueve en el Boxeo en Barrios, Colonias y Comisarías”, que en ésta ocasión se desarrolló de manera exitosa en la Comisaría de Caucel, ante cientos de personas.

Paola Carrillo (51 kilogramos), Janet Bacab (57) y Naomi Santos (75) se agenciaron los cinturones de sus respectivas divisiones y se unen a Johan Medina (René Medina), quien logró coronarse la semana anterior en el Barrio Bravo de San Sebastián.

ADRENALINA FEMENIL

La descarga de adrenalina comenzó con la batalla protagonizada por Valeria Ortiz (Vayushi) y Paola Carrillo (San José), quien logró recuperarse de un inicio incierto y se terminó llevando el triunfo por la vía de la decisión dividida.

 

Enseguida, Janet Bacab (JRT Gym) se quedó con la corona, tras superar por decisión unánime a Iridiana Damián (Vayushi), en un emocionante combate que levantó las emociones de todos los asistentes.

Como una máquina de golpes, así se mostró Naomi Santos (Jorge Maury), que al inicio del tercer round logró “sacudir” a su rival, Mariana Narváez (San José Tzal), por lo que el réferi decidió detener la pelea, dando el triunfo a Santos por RSC.

En un combate en el que se enfrentaron dos pupilas del Gimnasio de Gustavo “Guty” Espadas y Carlos “Cachorro” Espadas, Leisy Ojeda salió con el puño en alto, tras superar por decisión unánime a Yesenia Baas, en la división de los 54 kilogramos de la categoría femenil élite.

En el quinto enfrentamiento de la noche, Emmanuel Can (Arca de Noé) lució demoledor sobre el ring, conectando golpes certeros, que al final fueron importantes para que obtuviera la victoria por RSC en el inicio del segundo asalto sobre Alejandro Collí (Francisco Molina), en los 52 kilogramos de la juvenil élite varonil.

Por decisión dividida, Iván López (San Francisco) se embolsó el triunfo en un choque en los 60 kilogramos de juvenil élite, ante Gabriel de la Rosa (Caucel Fénix).

En la penúltima batalla de la velada, Ricardo Castillo (Hunucmá), alumno del ex campeón del mundo, Gilberto Keb Baas, ganó por decisión unánime a Jordy Puc (Francisco Molina), en los 64 kilogramos.

La función llegó a su fin con una pelea reñida en los primeros dos rounds, pero en el tercero, José Abraham (Jorge Maury) fue el que mejor desempeño demostró y terminó venciendo por RSC a Ramiro Cua (René Medina), en los 91 kilogramos.

El próximo viernes se realizará la quinta fecha del torneo, en el Gimnasio “San José”, ubicado en el centro histórico de la Ciudad de Mérida, con los mejores prospectos del Box Amateur.

Gustavo “Guty” Espadas Cruz enmarcó el arranque de la cuarta velada del Torneo Municipal “Mérida Me Mueve en el Boxeo en Barrios, Colonias y Comisarías” en la Comisaría de Caucel.

Allá, el ex campeón no sólo recibió un reconocimiento, sino que además destacó el impulso que el Ayuntamiento de Mérida y su alcalde Renán Barrera Concha le dan al pugilismo, lo que espera se refleje en una medalla en la próxima Olimpíada Nacional.

Espadas Cruz y Gilberto Keb Baas, ex campeones mundiales, fueron reconocidos, junto al campeón internacional súper welter de la Confederación Mundial de Boxeo, Silverio Ortiz Ley y el ex clasificado nacional Wílberth Medina.

Previo al arranque de la velada, el subdirector de Deportes del Ayuntamiento de Mérida, Jesús Aguilar Aguilar, en representación del alcalde Renán Barrera Concha, se encargó de entregar los reconocimientos a los que han puesto su nombre en la baraja pugilista yucateca.

“Durante muchos años los ex campeones entregaron su vida al boxeo a nivel nacional e internacional y lo hicieron de gran manera”, dijo, al momento de que señaló que el gigante ha despertado.

Entre los destacados logros que tuvieron los homenajeados se encuentra el Campeonato Mundial de Peso Mosca de Gustavo “Guty” Espadas, el cual obtuvo en 1976 ante Alfonso López. En años recientes, 2018 para ser exactos, ingresó al Salón de la Fama del Boxeo, en California, junto a su hijo del mismo nombre, al ser la primera pareja padre e hijo en ser campeones del mundo.

El nacido en Hunucmá, Gilberto Keb Baas escribió su nombre en la historia del Box Yucateco, en 2010, año en el que se convirtió campeón del mundo al vencer a Omar Niño.

Con 19 años de carrera, Silverio “Chamaco” Ortiz Ley es parte de la historia del pugilismo del Estado. Uno de sus mejores momentos fue cuando noqueó a Jorge “Maromero” Páez, en 2003.

Wílberth Medina dejó una marca de 23 combates sin conocer derrota, se clasificó nacionalmente al derrotar a Juan “Cañón” García y fue fundamental en la creación del Gimnasio de boxeo de la Unidad Deportiva Caucel.

“Como Ayuntamiento estamos comprometidos en crear oportunidades para que los jóvenes boxeadores puedan desarrollarse de buena manera.

Esperemos que algunos de los participantes puedan dar glorias a Yucatán”, dijo Aguilar y Aguilar, quien estuvo acompañado de Carlos Chan Lara, comisario de Caucel, así como David Álvarez García, fundador de la Asociación Arca de Noé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here