Por Juan Carlos Gutiérrez Castillo.

Mérida.- El presidente ejecutivo de los Leones de Yucatán, Erick Arellano Hernández, aseguró que el cese de Willie Romero hacia el final de la temporada pasada de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) no fue un error, que es una decisión de la que no se arrepiente y que no incidió en el fracaso final del equipo en los play offs en los que por tercera ocasión al hilo se quedaron en la serie por el título de la zona sur.

En entrevista con este diario electrónico, el dueño de la franquicia melenuda, al referirse al balance de la temporada en cuyo período regular encabezaron de nuevo la zona sur, para caer de nuevo en el segundo play off contra los Pericos de Puebla, señaló que mucho tuvo que ver en ello el bajo nivel sureño y el relajamiento del equipo en toda la campaña, pero sobre todo al final que fue algo que él advirtió y, por cierto, le recriminó a sus peloteros, principalmente tras la última visita a Cancún de la que salieron barridos.

El directivo, quien en ese entonces reprochó que algunos de sus jugadores hubieran tomado esa serie como unas vacaciones para pasarla incluso con sus familias, negó, sobre este tema, que la abrupta salida de Willie Romero haya incidido en el posterior fracaso en los play offs y rechazó que haya sido un error de parte de la directiva que él y su hermano Juan José encabezan.

Luego de señalarle que a nuestro parecer esa decisión afectó al equipo, Arellano Hernandez, inmediatamente, defendiendo enfáticamente su punto de vista, pero respetando al mismo tiempo el de www.peninsuladeportiva.com, reviró: 

“Yo no coincido contigo, creo que lo único de lo que te puedes arrepentir es de lo que no hagas, entonces, obviamente el resultado es consecuencia de las decisiones que vas tomando, pero error no, yo no lo veo así, Juan Carlos, pero respeto lo que tú pienses”.

Consciente, inteligente, no quiso ocultar la luz de sol con un dedo: “El balance es negativo, nos eliminaron, en cinco nos quedamos, ahora sí nos fuimos más rápido que el año pasado y aún más rápido que el antepasado, venimos a menos, eso es lo negativo.

“Lo positivo es que se ha mantenido el nivel en los tres últimos años y si bien hemos estado fuera de la final, hemos armado buenos equipos y en cualquier  rato, con dos o tres movimientos, dos o tres piezas, se nos va a dar el campeonato”.

“¿A qué le atribuyes el que no haya podido llegar este año a la serie final y el retroceso?, le preguntamos, a lo que él, abierto, como suele serlo, reviró con una pregunta: “¿A qué se lo atribuyes tú?.

Tras responderle que al bajón en la recta final de la campaña y a la conjugación de diversos factores, entre ellos la salida de Willie Romero en lo que él no estuvo de acuerdo, el también ingeniero naval atribuyó ese “bajón” al relajamiento del equipo que no sólo fue en las últimas series, sino en toda la temporada y al bajo nivel de competencia de la zona sur.

El bajo nivel de la zona sur, dijo, tuvo que ver, nos permitió estar clasificados con mucho tiempo de anticipación, y luego vino el bajón de juego en el momento menos indicado, pero el equipo siempre estuvo relajado durante toda la temporada.

“Fue un equipo que no sintió presión y cuando quisieron ajustarse, pues ya no fue suficiente, la verdad, la de León (primer play off),  fue una serie muy engañosa, fueron partidos muy cerrados, nos fuimos 4-0, y quien viera como terminamos la serie se imaginaria otra cosa”.

No ganamos fácil y pues Puebla fue, por mucho, muy superior a los Leones, faltaron hombres y punto, así lo resumiría, porque el cuerpo técnico no jugaba y la directiva (incluyendo a Juan Carlos Canizales), tampoco.

“Desgraciadamente no hemos quedado campeones, pero estamos en la lucha, viene el invierno, hay que trabajar con los jóvenes ahorita,  eso y enfocarnos en lo que estamos haciendo; viene un descanso largo para el equipo grande y vamos a buscar reforzarlo aún más.

“Viene un director deportivo que es David (“Chile” Cortés), con bastante experiencia y a hacer cambios y refrescar el equipo y seguir buscando el campeonato, otra vez a iniciar desde cero”, admitió, pero con ánimo renovadamente optimista. 

Sin decirlo abiertamente, pero evidentemente consciente de lo que se dice en las redes sociales y de los reclamos de un sector de aficionados contra la directiva que encabeza, añade que “está ca….que me arrimen a toda la gente y hay quien pide que venda al equipo, imagínate, a lo mejor extrañan a Ricalde junior”.

Y antes de concluir, medio en serio, medio en broma, tira un screwball: “Haz una encuesta, a ver si quieren que vendamos al equipo….son bien batallosos ca…, pero si Dios quiere, venimos más fuertes el año que viene y vamos otra vez por el campeonato para Yucatán”.

 

1 Comentario

  1. Lo peor es no reconocer los errores. No puedes despedir a alguien a pocos días de los play off y traer a reemplazar al manager que ha estado temporadas con ese equipo y empezar desde “cero”. Ni siquiera a media temporada fue sino a días de los play off. Mi humilde opinión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here