Mérida.- El gran pelotero y singular personaje del béisbol, el señor Don Roberto “Musulungo” Herrera murió este día, poniendo fin a su historia terrenal, aderezada de capítulos heroicos y destacados en diamantes de distintos países en los que jugó y de otros de índole folclórica y extrovertida allende los parques de béisbol.

Roberto-“Musulungo” Herrera conTeolindo-Acosta-y-Ronnie-Camacho-en-1970-cuando jugaron para los Leones de Yucatan.

El ex jugador, quien fuera cátcher y que formó parte de la segunda época de los Leones de Yucatán en la década de los 70´s, fue un tipo muy apreciado y que se daba a apreciar por su buen desempeño en el parque Carta Clara y por su vida bohemia por las noches en distintos centros nocturnos de Mérida, en los que aún con el cuerpo agitado por el juego recién concluido, se destacaba por sus dotes de bailarín e incluso de cantante.

Su muerte ocurrió horas atrás, según reporta el acreditado periodista peloteril Roberto Espinoza.

Herrera nació el 21 de abril de 1939 en La Habana Cuba, donde comenzó su carrera.

En 1955  comenzó a jugar en la Liga Profesional de su país con el club Habana y por su destacada actuación fue contratado por los Cardenales de San Luis, de las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Sin embargo, se lesionó y esto impidió que destacara en la Gran Carpa, por lo que volvió a las ligas menores. Aunque estuvo siete años en la MLB, de allí decidió probar suerte en el béisbol del Caribe.

Pasó por México, donde jugó principalmente con los Leones de Yucatán, Nicaragua, Venezuela y Panamá. A su retiro, comenzó en 1975 su formación como umpire, carrera que le llevó a una fama mayor durante 24 años.

Fue, precisamente su faceta como umpire la que lo hizo más famoso, a pesar de haber sido un peloero muy destacado.

Es considerado uno de los mejores que ha existido en la pelota Latinoamericana, por su conocimiento de las reglas, del deporte del béisbol y por su fuerte carácter que le hizo ganarse respeto y hasta temor entre los clubes.

Descanse e Paz el gran “Musulungo” Herrera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here