Guadalajara.- El beisbol mexicano, Cuba y, particularmente, Jalisco, tienen a partir de hoy una estrella más en el firmamento al fallecer Adolfo “Tribilín” Cabrera.

Cabrera, uno de los últimos integrantes de la vieja garia de la pelota cubana en México, junto con Leonel “Coronel Aldama Rosel, murió aquí a los 97 años, por causas naturales en la ciudad que lo adoptó y ue él consieró alguna vez un país aparte de México.

La historia de los Charros de Jalisco no podría contarse sin Adolfo Cabrera y viceversa.

Fueron más de 70 años de portar con orgullo los colores azules de la novena jalisciense.

DE CUBA A JALISCO

Nacido el 24 de febrero de 1922 en Cienfuegos, Cuba, Adolfo Alberto Mantecón Sánchez le tomó gusto al beisbol desde muy pequeño.

De familia grande y con carencias, como suele suceder en el mundo del deporte, la necesidad lo obligó a que la pasión por el deporte se convirtiera en una responsabilidad.

JALISCO, OTRO PAÍS

En 1949 le ofrecieron jugar en México y aceptó. Sin embargo, al enterarse que jugaría en Jalisco pensó que se trataba de otro país, pues en su idea solo estaba la capital.

Te puede interesar

Disparan a “Big Papi” en Dominicana; llega vivo al hospital y lo salvan

Pero justamente de las sorpresas surgen las mejores historias. En ese mismo año, Adolfo ganó el campeonato de bateo con la novena jalisciense en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

Con grandes actuaciones se ganó el cariño y los elogios de la afición, y fue justamente que en suelo mexicano nació su icónico apodo de “Tribilín”.

Sus raíces con los Charros fueron tan grandes que no solo fue jugador, si no que tuvo múltiples facetas dentro de la organización, como coach y, la última, de coach honorario.

PIEZA CLAVE DE LOS CHARROS

El cubano fue pieza esencial en los campeonatos que Jalisco izó en 1967 y 1971, primero como jugador y después como coach, respectivamente.

El 10 noviembre de 2015 le fue rendido un homenaje en el estadio de los Charros, en donde fue develado un busto en su honor, además de ser uno de los íconos del club que cuenta con su “bubblehead” (imagen caricaturizada)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here