Tomado de El Universal.

México.- El actor mexicano Joaquín Cordero falleció hoy a las dos de la tarde con siete minutos a consecuencia de un paro respiratorio.

Paola Rojas informó del deceso en su noticiero de Foro TV y Joaquín López Dóriga lo hizo a través de su cuenta de Twitter. Hasta ahora se sabe que falleció en su casa en compañía de su familia.

Desde principios de febrero se dijo que se recuperaba en un hospital de una embolia, pero después se explicó que presentaba un cuadro de depresión.

Tras la muerte de su esposa, Alma Guzmán, en julio de 2012, la salud del actor se fue deteriorando.

De acuerdo con los primeros reportes, el actor pasó sus últimos días tranquilo en su residencia, rodeado de sus seres queridos, quienes agregaron que no sufrió dolor físico alguno.

Sus restos serán velados en la funeraria Gayosso de Félix Cuevas.

Nota de la Redacción: Al señor Cordero Aurrecoechea se le recordará, por supuesto, por su gran temple, personalidad y enooorme oficio actoral, pero nosotros, los que amamos y no podemos vivir sin el boxeo y que todo asociamos a este deporte espectáculo, jamás lo olvidaremos por su maravillosa interpretación de boxeadores en dos películas en “Kid Relámpago” en la que interpretó a “Natalio Sánchez” y “Pepe El Toro” en la que inetrrpeta a Eduardo Gallardo, un peso wélter que muere a manos de su amigo y hasta socio, “Pepe El Toro”, acentuando el drama en la existencia del carpinterito que en esa película combatió hasta en la “Arena Yucatán” contra “Kid Mérida” y en Motul, según se veía en el carrousel de cartelones que daba cuenta de las peleas que disputaba el personaje interpretado por Pedro Infante.

Luego, “Pepe El Toro” peleó hasta acabar y destazar al “odioso” “Bobby Galeana” interpretado MAGISTRALMENTE por el también ya fallecido Wolf Ruvinskins en una señora película de boxeo, emotiva como pocas y que fue quizás referencia de filmes sobre el mismo tema que habrían de venir  años después como “Rocky”.

Por cierto, para esas épocas, o quizás un poco después, hubo un boxeador en el concierto nacional que se llamaba Eduardo Gallardo, que también era wélter, pero que fue apodado como “Comezones” por su estilo rústico, pero efectivo de atacar en el que venía con la mano derecha en la espalda que parecía se rascaba y que de repente soltaba como un lático hacia el cuerpo del enemigo.

De esa tercia boxística ya no queda uno solo de sus protagonistas y de la trilogía de Ismael Rodríguez que completaron las películas “Nosotros los Pobres” y “Ustedes los Ricos”, que sepamos, ya solo sobreviven la actora cubana, sra. Doña Carmen Montejo y Doña Eva Muñoz “Chachita”.

Los que integramos el personal de redacción de este portal tuvimos el gusto de conocer a Don Joaquín hace unos 10 años o quizás un poco más en la cafetería del Grupo Sipse (Canal 2), vestido con pantalón blanco de algodón y camisa azul casual de mangas largas, entrando a comprar unas papitas o algo así, para sentarse a nuestro lado tomando una coca y despedirse luego de manera educada y fina, tal como él fue en vida y permanecerá en la mente de los que lo conocieron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here