Los Ängeles.- El laureado y muy apreciado actor estadounidense Robin Williams murió hoy en California aquejado por una depresión que lo habría orillado a suicidarse, presuntamente, tras provocarse la muerte a consecuencia de una asfixia aún no precisada.

Williams, de 63 años cumplidos, fue protagonista de múltiples películas, varias de ellas de corte cómico, pero también de connotación dramática que le permitieron ser concebido como un actor polifacético, y también muy querido, pese a, incluso, haber desempeñado roles de villano.
En el mundo del deporte, Williams será recordado por su participación en el filme titulado Flubber en el que interpretó a un “científico loco” que dejó plantada a su novia en la iglesia por descubrir el último ingrediente para una fórmula que le daba flexibilidad exacerbada a artículos de materia diverso, entre ellos las suelas de los tenis que al ser “embarradas” con esa masa, permitían a quienes los usaran desplazarse de manera increiblemente lárga y rápida a otros sitios de la cancha.
Williams fue también protagonista de películas como “La Sociedad de los Poetas Muertos”, “Jumanji”, “Patch Adams” (que interpretó acompañado de su antagonista en ese folme Philippe Seymour Hoffman, también recientemente muerto).
Se le recordará mucho y bien. Descanse en Paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here