La fiesta brava yucateca de luto por el “Niño de Dzununcán”

Tenía solo 25 años y deja en orfandad a dos pequeños

Información de Península Taurina y de su “Primer Espada”, Luis Mauricio Perera Villanueva

Mérida.- La fiesta brava yucateca se encuentra de inesperado, y severo luto con la muerte, acontecida el viernes pasado, en esta ciudad, del joven torero local Ramiro Celis, mejor conocido como “El Niño de Dzununcán”.  

Celis ingresó apenas el lunes pasado al Hospital General Agustín H’Oran, donde fue sometido a una cirugía debido a dolores en el abdomen que, al parecer fueron los que posteriormente le causaron la muerte.

No ha trascendido el parte oficial que explique su deceso. 

Ramiro Alejandro Celis Iuit nació el 23 de mayo de 1992 en Dzununcán, y contaba con 25 años de edad; inició sus andares taurinos a los 13 años en la cuadrilla de Víctor “El Chamaco” Balam, y siempre demostró ser un torero con mucha valentía con los bureles.

Le sobrevive su viuda Nelsy Esther Iuit Pool con quien procreó dos hijos. Descanse en paz este valiente torero yucateco.  

Notas relacionadas

Escribe un comentario