Mérida- El ex lanzador de los Leones de Yucatán, el sonorense Carlos Ibarra Jacobo, murió el jueves pasado, víctima de un infarto cardíaco que cortó su existencia a la edad de 62 años en Villahermosa, Tabasco, donde se radicó tras su retiro del béisbol.

Así lucía el ahora fallecido ex pelotero en foto reciente (quepd).

Ibarra Jacobo, nacido el 8 de diciembre de 1956 en la muy beisbolística (como toda Sonora) localidad de Etchojoa, trabajaba como agente de la Fiscalía General del  Estado (FGE).

CASI CAMPEÓN CON LOS OLMECAS

Su retiro, en 1992, le impidió ser campeón con los Olmecas de Tabasco que en 1993 se coronaron por primera y única ocasión como monarcas de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) superando a los Tecolotes de los dos Laredos.

Puede interesarte:

Un Día como hoy en el béisbol

Conocido como “El Ciclón de La Vasconia”, jugo durante 16 campañas en la LMB, tres de ellas con los Leones, de 1989, cuando llegó procedente de los Bravos de Leon, hasta 1991, cuando “tomó su camión” hacia la vecina ciudad de Campeche, para subirse al galeón pirata.

Debutó en 1977 con los Diablos Rojos del México, franela que vistió por cuatro años.

Le siguieron lapsos con Reynosa, Monclova, Aguascalientes, Tigres del México, y en 1987 llegó a Tabasco para jugar con los (entonces) Ganaderos de Tabasco.

A la siguiente campaña fue transferido a los Bravos de León, y siguió su camino con los Leones, Piratas, Charros de Jalisco, hasta concluir su periplo beisbolístico formal con los Olmecas en 1992.

Con los Leones jugó tres campañas, pero sólo una completa, la de 1990 cuando participó en 23 juegos con tres triunfos, nueve reveses, 97 2/3 innings lanzados, 132 hits tolerados, 31 bases 33 ponches y una efectividad de 5.25.

En su primer año con los Leones, en 1989, tuvo el privilegio de formar parte del equipo que ganó el banderín de la zona sur en una trepidante e inolvidable batalla contra el que quizás ha sido el mejor equipo que los Piratas de Campeche hayan tenido (aunque no ganó el título).

Ese equipo, con sobrados merecimientos se ganó el mote de los “Bombarderos del Golfo”, con gente como los aporreadores Leo Hernández y Eduardo “Tin-Tan” Jiménez.

A finl de cuentas, Ibarra y los Leones cayeron en seis juegos en la serie final ante los Tecolotes de los dos Laredos.

Sus números totales fueron de 391 juegos, con 89 triunfos, 118 derrotas, 10 juegos salvados, mil 774 innings pitcheados, dos mil 90 hits admitidos, 728 bases por bolas y 840 ponches, para una fectividad de 4.96

Que Descanse en Paz Carlos Ibarra Jacobo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here