Herstal.- El boxeador belga Steve Jamoye sobrevivió un ciclónico final del yucateco Luis “El Muecas” Solís, a quien venció por decisión unánime de los jueces que, además, en opinión de estos mismos fue amplia para hacerse de un cinturón internacional del CMB en lo que fue una pelea de toma y daca en la que el americano no deslució y mostró buenas hechuras, aunque falta de talento para definir y condición física de la que adoleció en la segunda mitad del pleito.
En el pleito coestelar de la función de esta noche aquí, Jamoye y Solís dieron una dura, intensa pelea en los tres últimos asaltos que les valió una cascada de aplausos del público, sobre todo al de casa que como los valientes, soportó un golpazo del del puerto de Progreso al inicio del décimo acto (una larga izquierda) que lo hizo tambalearse y subirse a su “bicla” sobre la que pedaleó alrededor de dos minutos para escuchar el último tañido de la campana que anticipó su triunfo.

Los jueces dieron 97-93 (en dos tarjetas) y uno más 99-92 para dar el éxito al europeo que mejoró a 13 triunfos en 13 peleas con dos nócauts y sin derrotas o empates. El yucateco desmejoró a 17 pleitos, con 11 éxitos, nueve de ellos por la vía rápida, cuatro empates y ahora dos derrotas.
La pelea inició como se esperaba con Jamoye tomando la iniciativa y llevándose sin problemas los tres rounds. Ya cuando parecía que estaba “montado” sobre el del puerto de Progreso, este reaccionó, quizás luego de serle “jaladas las greñas” por su entrenador Marcos Rivero y se animó a atacar soltando un izquierdazo al cuerpo que retumbó hasta la cercana ciudad de Brujas, tras lo cual el de casa casi se desmoronó, evidenciando en su rostro y en su caminar serio daño. Jamoye se encomendó a todos los santos y muy, pero muy lastimado sobrevivió lo que restó del round totalmente a la defensa sin volver a ser tocado por el del puerto de Progreso que de haber llevado una cabeza de pescado para hacer caldo, quizás habría tenido el ápice de potencia que le faltó para tumbar y acabar al preferido de los aficionados.
La verdad es que el belga tuvo mucha, pero mucha suerte de escuchar el tañido del campanazo que puso fin a ese cuarto round en el que parecía estar listo para perder el invicto.
El yucateco desaprovechó su excelente momento en el cuarto round y no siguió atacando en el quinto en el que Jamoye volvió a tener dominio de las acciones, el cual se acentuó en el sexto y séptimo rounds en los que el americano pareció cansado.
En el séptimo y en el octavo, ambos púgiles se enfrascaron en una orgía de golpes en la que el progreseño pareció salir mejor librado. Ya en el décimo, otro golpe de izquierda puso mal al de casa que montado en su bicicleta sobrevivió ante la falta de capacidad del “Muecas” para acabarlo.
En resumen, fue una presentación más que digna para el progreseño en el ámbito internacional, pero deberá mejorar mucho para tener oportunidades similares, pues ante un rival que no es nada del otro mundo pasó problemas para acabarlo cuando lo tuvo dos veces cerca del costalazo, sobre todo en el cuarto episodio.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here