Atlantic City.- El argentino Lucas Matthysse noqueó en el tercer round al estadounidense Lamont Peterson en un duelo de campeones que tuvo lugar en Atlantic City, Nueva Jersey, Estados Unidos. El argentino impuso su mayor jerarquía tirando a su oponente una vez en el segundo round y otras dos en el decisivo, hasta que el árbitro Steve Smoger decretó el fuera de combate. 

El dominio de Matthysse fue amplio en este combate. Tumbó a Peterson en el segundo round con un potente gancho de izquierda, y pasó por encima de su humanidad en el tercero, al enviarlo dos veces a la lona con su potente golpeo que dejó impresionados a más de cuatro mil aficionados que asistieron al Boardwalk Hall. 

A los 2:14 minutos del segundo round se produjo el final de esta pelea, que dejó a Matthysse de cara a una pelea con el estadounidente Danny García, campeón superligero regular del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y quien este sábado fue testigo de su demoledor desempeño en Atlantic City.

Si bien ninguno de los dos expuso su título, Matthysse es el campeón superligero CMB interino y Peterson, el monarca FIB de la misma categoría. Matthysse, nacido en Trelew hace 30 años, tiene un palmarés que incluye 34 victorias, 32 de ellas por nocaut, y dos reveses. En tanto, Peterson, de 29 años, totaliza 31 peleas ganadas, 16 de ellas antes del límite, dos perdidas y una empatada.

Después de la pelea, Richard Schaefer de Golden Boy Promotions, declaró que Matthysse es el nuevo Manny Pacquiao, debido a su potencia y explosividad de su golpeo, algo que Peterson sintió en carne propia esta noche. 

En esta misma velada el estadounidense Devon Alexander (25-1, 13 nocauts), campeón welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), noqueó en el séptimo round al inglés Lee Purdy (20-4-1, 13 nocauts).

Alexander no expuso su título debido a que Purdy falló en el pesaje al marcar por encima del límite de la división de las 147 libras. El zurdo Alexander, que mejoró su foja a 25-1 con 14 nocáuts, controló la pelea pese a lastimarse su mano zurda en el primer asalto.

Pese a todo, el estadounidense fue capaz de castigar a Purdy, dejándolo ensangrentado y tambaleante en su esquina, hasta que el entrenador de Purdy saltó al encordado para detener el combate en el séptimo asalto. 

Alexander tenía que pelear contra el invicto inglés Kell Brook (29-0, 19 kos), pero éste sufrió una lesión en su pierna el pasado mes, viéndose forzado a renunciar a la pelea. El combate ya había sido aplazado dos veces, en diciembre por otra lesión de Brook en el tobillo y en febrero porque Alexander se lastimó un bíceps.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here