Nueva York.- Un comprador anónimo pagó unos 836 mil
dolares en una subasta por los guantes que Muhammad Alí utilizó el 25 de
febrero de 1964 contra Sonny Liston y ganó la corona de los pesados

La casa Heritage Auction reveló que la transacción se
llevó a cabo en Nueva York.

Esa pelea, en la que obtuvo su primer título mundial, pasó además a la historia
del boxeo
porque al final del combate Alí gritó por reiteradas veces ante el micrófono
“Yo soy el más grande”, una de sus frases más famosas

La reconocida casa de remates respetó el pedido del
comprador de mantener su identidad en el anonimato luego de obtener el tesoro
propiciado por Jim Dundee, hijo de Angelo Dundee, entrenador de Alí durante
toda su carrera.

Heritage Auction indicó que parte del dinero será donado a
la Fundación Muhammad Alí.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here