Sanciones para dos jugadores “fiesteros” de los Venados

José Antonio Medina y Marcelo Alatorre serán castigados por la directiva astada por “ayudar” a un guiador que se llevó de corbata la reja del Colegio Piaget

Mérida.- La directiva de los Venados de Yucatán anunciará en breve sanciones para sus jugadores José Antonio Medina Alvarado y Marcelo Alatorre Maldonado por participar anoche en un suceso de tránsito en el que presuntamente estaban briagos y se pusieron al tú por tú con la policía yucateca que terminó sometiéndolos y turnándolos a la cárcel pública se la Seretaría de Seguridad Pública (SSP).

En entrevista con Península Deportiva, el vocero de los Venados, Emmanuel Ruiz Méndez, confirmó la veracidad de los hechos difundidos en redes sociales y por el portal hermano yucatanahora.com que los señaló como partícipes y cómplices de este suceso, aunque no los identificó como jugadores de los astados.

POR METER LAS ASTAS DONDE NO DEBÍAN

Ambos, Medina Alvarado y Alatorre Maldonado, les cuidaban, según la informacón,  las espaldas a un amigo borracho, y fueron detenidos cuando sacaban cosas de un vehículo que protagonizó un aparatoso accidente en el norte de la ciudad, y fue abandonado por su chofer que ese sí salió inerme y sin ser detenido.

De acuerdo con yucatanahora.com, los dos jugadores estaban ebrios y al ser interrogados por agentes de la SSP, se pusieron impertinentes y agredieron físicamente a los oficiales.

Los sujetos se identificaron como José Antonio Medina Alvarado, de 21 años, y Marcelo Alatorre Maldonado, de 32, y fueron remitidos a la cárcel de la SSP. Posteriormente serían puestos a consideración de la autoridad correspondiente, aunque las faltas que cometieron no ameritarían su traslado a la penitenciaría, pero sí una multa.

En cuanto al accidente, ocurrió en la calle 39 con 32 de la colonia Ampliación Sodzil Norte, donde transitaba el Ford Focus placas Mxy-61-74 del Estado de México, cuyo conductor perdió el control del volante, golpeó la guarnición de la glorieta y continuó su trayectoria, derribando un señalamiento de curva, además de siete postes de contención y un árbol de ceibo, el cual ladeó.

Finalmente se proyectó contra una barda de 1.50 metros por cinco y derribó la reja del Colegio Piaget.

Consultado sobre este suceso, Ruiz Méndez confirmó lo sucedido y la aprehensión de ambos jugadores por parte de la policía, pero dijo no tener confirmado de manera oficial el dato de que se encontraban ebrios o bajo el influjo de alguna otra sustancia al momento de ser detenido.

Empero, ello será confirmado o descartado por la autoridad competente, que es la que los detuvo y les practicó los análisis correspondientes de rigor, como sucede en todos estos casos.

“LA SOGA YA ESTÁ MOJADA”

La información sobre las sanciones a ambos futbolistas será dada a conocer en breve. 

Notas relacionadas

Escribe un comentario