Ciudad Juárez.- Unificador unánime de los criterios negativos de la afición boxística mexicana, el capitalino Nery “Pantera” Saguilán tomó quizás este sábado la más amarga agua de los chocolates que su poco profesionalismo y falta de respeto total al boxeo le han servido.

Tras recibir una “madriza” del juarense Miguel “Mickey” Román, el controvertido boxeador, copia de pésima calidad de Jorge “Maromero” Páez, debió ser atendido inmediatamente, incluso tendido en el suelo del vestidor del gimnasio Josué Neri Santos, donde minutos antes ya había estado en esa misma posición, aunque sobre la lona.

De la lona, donde Román lo depositó, Saguilán, un hombre que con la ayuda de la televisión ha ofendido al boxeo restándole seriedad subiendo al ring enmascarado y dizque aplicando pasos de baile, volvió a acostarse, pero sobre el frío y húmedo piso del vestidor de donde, si cumple su promesa previamente empeñada en caso de perder, jamás volverá a trepar a un cuadrilátero, eso sí, luego de una escala en el hospital…¡¡¡que así sea!!!

1 Comentario

  1. Aqui tiene mucha culpa el referee se vio su incompetencia y su falta de profesionalidad le estaban pegando demasiado a la pantera en el 8 deberia haberle parado la pelea porque ahi no se va a hacer circo sino a boxear ademas intervenia demasiado a separarlos cuando estaban juntos tirando golpes el guey queria q pelearan a huevo en el centro del ring

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here