Mérida.- Los Venados de Yucatán dejaron escapar esta noche una ventaja bien trabajada y con un segundo tiempo de imprecisiones, fueron goleados 2-4 por la Jaiba Brava de Tampico-Madero, en el estadio Olímpico Carlos Iturralde Rivero, en juego correspondiente a la décima feha del Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso.

Tras un comienzo tardío en solidaridad con la situación del Veracruz de la Primera División, las hostilidades empezaron lentas.

Fue hasta el minuto 6, cuando el venado Gonzalo Camargo llegó a línea de fondo y tiró un centro que no encontró cabeza amiga.

Al 8, el Tampico Madero respondió de la misma forma: un centro que, en cambio, sí encontró a un compañero, a Alberto Ocejo, pero al fondo estaba el confiable Navarrete, quien de un bote la agarró sin problemas.

Después de un lapso muerto, llegó un tiro de Alfonso Tamay al 13, que parecía llevar destino de gol pero al final rompió hacia afuera.

Una falta innecesaria cuando el Tampicco Madero salía de su media cancha, hizo que Luis Alberto Sánchez recibiera la tarjeta amarilla, con apenas 18 minutos en el crono.

Al 27, vino el primer gol del encuentro: Luis Sánchez tomó el balón en media cancha, avanzó unos 5, 10 metros y sacó una raya sin decir “agua va” y sorprendió a todos, incluido al arquero rival Miguel Jiménez, quien no alcanzó a reaccionar y nada más vio como el balón besaba las piolas.

De inmediato, la marea azul se dejó venir y quisieron aplicar la misma: un tiro potente afuera del área a media altura de Gibrán Manzanares que Nava contuvo y la defensa mandó a tiro de esquina.

De ahí vendría el empate: el centro voló, Alberto Ocejo intentó meterla, pero el rebote defensivo le cayó a Ronaldo Prieto, quien se aventó una chilena fallida dentro del área.

Esto congeló a los defensas astados, pues no vieron venir a Jorge García, quien empujó el disparo a las redes. Minuto 30 y el marcador mostraba paridad a un gol.

En 5 segundos, dos emociones: los Venados cobraron un tiro de esquina que quedó en las afueras del área, la impactó con fuerza Tamay pero un azulón le puso el pecho a la bala, el rebote le cayó a Gael Acosta, quien envió el esférico al poste y de ahí, la defensa se impuso.

La viveza salió al 39,cuando un madruguete dejó solo por la banda a Camargo, quien metió la diagonal matona para Esteban Torres, quien no supo definir y la estrelló en el cuerpo de un defensa. Una nueva oportunidad desperdiciada de los Venados.

Y la pelota parada al fin rindió frutos: un tiro de esquina al 43, ya cuando todos se dirigían a vestidores, encontró la cabeza de Abraham Coronado.

Certero remate que el arquero no alcanzó ni lanzándose y el partido, otra vez del lado amarillo.

Al regresar al terreno de juego, la Jaiba quemó el primer cambio: salió Diego Esqueda y entró Jesús Venegas, una modificación a todas luces ofensiva que buscaba, primero, empatar el juego y luego, buscar los 4 puntos.

Alberto Ocejo mostró porque es el goleador del ascenso: una bola que parecía perdida la buscó Manuel Madrid, la centró al delantero, quien de taquito se la acomodó y la tiró al palo más lejano de Navarrete. 2-2 y de nuevo, los Venados tenían que ajustar.

Apenas un minuto después, un balón perdido por la defensa dejó solo a Ronaldo, quien como el Fenómeno, no desperdició el regalo y la mandó al fondo. 2-3 al minuto 58 y ahora sí, los Venados tenían que reaccionar.

Vino de inmediato el primer cambio astado: salió Luis Sánchez y entró Jorge Ibarra, en busca de refrescar las bandas.

Y menos de un minuto después, Torres dejó su sitio al centro delantero Abraham Carreño. Era obvio que Orduña buscaría con todo al menos el empate.

En tanto que una lesión mandaría fuera del terreno de juego a Jesús Ocejo y entraría en su lugar Gabriel Torres. Desafortunado momento para la Jaiba, que perdía a su goleador.

El último movimiento de los astados mandó al rectángulo al expertimentado Sergio Nápoles por Gael Acosta. Las naves estaban quemadas, faltaba ver si salían las cuentas.

Un error en la defensa azulona dejó el balón con ventaja a Paúl Uscanga, pero el astado terminó haciendo lo mismo que varios de sus compañeros: estrellarla en un enemigo.

Y tras un gran tiro que se fue apenas desviado de la cabaña de Navarrete, Ronaldo dejó su sitio a Carlos Zamora. Nueva lesión azul y había tiempo para una reacción del local.

Al final, los Venados lo intentaron, pero no cayó el gol, entre la mala suerte, la mala puntería y la defensa del Tamnpico Madero.

Y cuando más lo intentaba, llegó el cuarto tanto de la visita de los pies de Manzanares.

Lapidario gol que sentenciaba el cotejo.

En la siguente jornada, los ciervos visitarán a Cafetaleros de Chiapas en el estadio Víctor Manuel Reyna de Tuxtla Gutiérrez el sábado 26 de octubre a las 7 de la noche dentro de la actividad de la jornada 11 del Apertura 2019.

ALINEACIÓN VENADOS:

Armando Navarrete, Abraham Coronado, Jonathan Sánchez, Carlos Galeana, Gonzalo Camargo, Aldo Polo, Luis Sánchez, Paúl Uscanga, Alfonso Tamay, Gael Acosta y Abraham Carreño.

ALINEACIÓN TAMPICO MADERO:

Miguel Jiménez, Manuel Madrid, Armando Escobedo, Óscar Manzanarez, Edson García, Diego Esqueda, Edyairth Ortega, Eder Cruz, Jesús Ocejo, Ronaldo Prieto y Alberto García.

Cuerpo arbitral
Edgar Morales (central), Jonathan Gómez y Jesús Soto (abanderados) y Louis Vielmas (asistente).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here