Los Venados siguen sin ganar, pero ya no perdieron

Regresan de Toluca con un empate a cero ante los Potros de la UAEM

Toluca.- Un arbitraje cuestionable influyó en el desarrollo del juego y en el accionar de los Venados de Yucatán, que se metieron a la cancha de los Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y rescataron un empate sin goles en el marco de la fecha 7 del Campeonato de Apertura 2018 de la Liga de Ascenso.

Fue una expulsión poco clara la que obligó a un replanteamiento cuando mejor jugaban los yucatecos y mermó el fútbol de ambas escuadras.

Los Venados saltaron a la cancha con una formación similar a la que jugaron contra Monterrey apenas el martes pasado en la Copa: línea de cinco abajo con dos mediocampistas y tres hombres de vocación netamente ofensiva como Zúñiga, Arellano y Lojero.

El despliegue de juego que mostró Yucatán con ese planteamiento ahora se repetía en el estadio “Chivo” Córdova y en los primeros minutos la pelota estuvo más tiempo con los ciervos.

La primera llamada de atención llegó a favor de los visitantes por conducto de Víctor Lojero. Leandro Navarro metió un centro medido al área y el experimentado ariete remató ligeramente desviado de la puerta de Alejandro Vences.

Después el encuentro se estancó en un bache. El medio campo fue la zona donde se atoró la pelota en parte por la dificultad de controlar el balón en el campo mojado por una llovizna que cubrió prácticamente todo el juego.

Fueron chispazos de fútbol de cada lado los que despertaron a la afición en las gradas y sacudieron a los porteros. Sin embargo, ninguno de los embates representó un peligro real para las metas de Navarrete y Vences.

Cuando el cronómetro contó 35 minutos Armando Navarrete resolvió eficientemente un mano a mano con Oswaldo Piña. Fue la aproximación más peligrosa de todo el primer tiempo y el arquero yucateco salió airoso.

Los siguientes 10 minutos transcurrieron entre ataques aislados y una aproximación prometedora de Víctor Zúñiga que frenó con una aparente falta la defensiva de los Potros. El árbitro decretó que la jugada siga y privó a los ciervos de un mano a manos entre el atacante yucateco y el portero local.

La primera parte concluyó. El partido, pasado por agua, se mantenía con la misma tónica al inicio de la segunda mitad. Mismos hombres, mismo ímpetu, mismo marcador.

A los 48 minutos Leandro Navarro probó con un disparo potente desde fuera del área. La pelota se fue por los aires.

La respuesta de Potros llegó una jugada después en los pies de Antonio López, que recuperó un balón que techó a Braian Molina y encaró a Navarrete. El gol estaba en sus pies, no así su puntería. El balón acarició el poste izquierdo del portero yucateco, pero no trascendió.

Llegó el momento de los cambios, el local ajustó sus piezas y Edgar Solís entró en el lugar de Héctor Eugui mientras que Allam Belló ocupó el espacio que dejó su compañero Francisco Manuel Reyes.

Marioni también mandó cambios: Alejandro Vela por Manuel López. La intención era buscar mayor profundidad.

Después llegó la puñalada por la espalda para Venados. En un balón dividido Víctor Lojero cabeceó junto con Rodrigo Bronzatti y el árbitro vio una agresión inexistente del atacante visitante. Tarjeta roja.

Los yucatecos se quedaban con un hombre menos por una mala apreciación del central Eduardo Vázquez.

Pero el técnico argentino de los peninsulares sabía de la importancia de sumar de a tres unidades y aún con un hombre menos mandó un cambio ofensivo. Sacó al volante Ían Arellano y metió al centro delantero Alexis Blanco.

Era el todo por el todo a falta de 20 minutos para que termine el encuentro.

Los ciervos quemaron su último cartucho: Franco Faría por Víctor Zúñiga a falta de 10 minutos para que termine el encuentro. Ambos jugadores de velocidad extrema y acostumbrados a desbordar por las bandas.

Los últimos minutos transcurrieron entre ofensivas astadas por faltas de los locales para romper el juego y mantener el empate sin goles.

Y en ese juego sucio para romper el accionar de los ciervos, Édgar Solís recibió una tarjeta amarilla por una violenta entrada sobre Franco Faría. En el reclamo, el árbitro le sacó la roja al capitán Aldo Polo y los ciervos quedaron con nueve elementos.

Este sábado el equipo regresa a Mérida y reporta a los entrenamientos para preparar el partido del Torneo de Copa contra la franja del Puebla que disputarán los ciervos el martes 4 de septiembre a las 9 de la noche en el estadio Carlos Iturralde Rivero.

ALINACIONES

ALINEACIÓN VENADOS
Armando Navarrete, Alejandro Berber, Jonathan Sánchez, Braian Molina, Manuel López, José Robles, Aldo Polo, Leandro Navarro, Víctor Zúñiga, Víctor Lojero e Ían Arellano.

ALINEACIÓN POTROS UAEM
Alejandro Vences, Orlando Rincón, Armando Nieves, Rodrigo Bronzatti, Robinson Ferreira, Francisc Reyes, Héctor Eugui, Ernesto Vázquez, Oswaldo Piña, Sergio Ceballos y Antonio López.

CUERPO ARBITRAL
Eduardo Vázquez (central), Éder Contreras y José Sánchez (abanderados) y José Báez (asistente).

(Foto de Archivo).

Notas relacionadas

Escribe un comentario