Los Venados se salvan de otra derrota contra Tapachula

Los astados vienen de atrás en los últimos minutos para empatar 2-2

 
Mérida.- Los Cafetaleros de Tapachula estuvieron cerca de regresar al Soconusco con dos victorias en un lapso de 72 horas en el estadio “Carlos Iturralde Rivero”, donde apenas el martes pasado vencieron a los Venados de Yucatán que hoy, en los últimos minutos del juego, vinieron de atrás para evitar una nueva derrota al empatar 2-2 en la fecha cuatro del torneo de Clausura de la Liga de Ascenso.
 
Ambas escuadras saltaron a la cancha con el recuerdo aún fresco del partido del martes, en el torneo de Copa y que los Cafetaleros se agenciaron por marcador de 2-1. El plato estaba servido para cobrar un partido sazonado por la revancha.
 
En esa ocasión y en charla con la prensa, Marioni adelantó que la alineación sería tan diferente como lo permitiese el objetivo de dar minutos a las promesas astadas y consolidar el buen trabajo en la liga.
 
A 10 minutos para la hora las batucadas le pusieron el pulmón al Iturralde. La afición no olvidaba la afrenta del martes pasado y querían cobrar a gritos los tres puntos que se guardaron en la bolsa los chiapanecos.
 
El primer aviso ocurrió ni transcurridos los primeros 60 segundos cuando, de cabeza, el venado Luciano Nequecaur le dejó el balón a Víctor Lojero y tras controlar con el pecho le pegó un derechazo que salió apenas centímetros fuera de la meta del arquero cafetalero.
 
La propuesta estuvo planteada para el goce del espectador, pues después del ataque ciervo Chiapas respondió con un desborde por derecha que José Ayoví metió al área de Matías Draghi con un balón que puso a temblar a los yucatecos.
 
Cuatro minutos y dos jugadas de peligro es sin duda es un buen dividendo para las gradas. 
 
A los 11’ el balón ya había circulado por toda la cancha y había acariciado el gol en ambas puertas. Faltas en medio campo y un tiro de esquina a favor de los Venados que aunque no terminó en anotación sirvió para que el equipo de Marioni establezca condiciones. 
 
Aldo Polo, el capitán, puso el segundo aviso en el partido. Omar Islas dribló por izquierda y dejó solo en el vértice del área a su compañero. Aldo miró a Gaspar Servio y buscó colocarle el balón pegado al poste.
 
La estirada del arquero fue inútil, pero el balón salió acariciando el poste. El grito de gol se ahogó una vez más en el Carlos Iturralde.
 
Los Venados estaban tirados al frente. Por izquierda con Omar Islas y la derecha dominada por Alfonso Urbina, dos velocistas que tenían permanentemente preocupados a los defensores visitantes y con el gesto adusto del técnico Gabriel Caballero
 
Con 30 minutos en el cronómetro el partido estaba asentado. Venados buscando la meta de Servio y Tapachula multiplicándose en su zona baja y buscando contraataques comandados por la velocidad de Ayoví y del ‘Hobbit’ Bermúdez. 
 
Lojero otra vez dio el campanazo tras un centro de Báez que peinó Nequecaur. Sin embargo, el control del jugador astado no fue el mejor. 
 
Después, Luis Sánchez de media distancia levantó la mano y dijo ‘aquí estoy’ con un obús que buscaba el ángulo de Servio. El arquero chiapaneco se puso el traje de héroe y sacó un “gol cantado”.
 
El “dale dale ciervos” retumbaba en las gradas y el reloj marcaba el minuto 40. El marcador estaba intacto y la emoción, multiplicada. 
 
A un minuto de irse al descanso, el ‘Hobbit’ filtró un balón para la velocidad de Ayoví en una descolgada en la que enfrentó mano a mano al portero astado y lo venció con tiro cruzado. ¡Gol cafetalero! y los Venados se fueron al descanso abajo en el marcador.
 
El ánimo no mermó en el vestidor local. La charla del medio tiempo ayudó a levantar al equipo del desconcierto que significó el tanto a escasos segundos del final de la primera parte. 
 
Los Venados salieron con el mismo impulso que al comienzo y con la vista puesta en la meta de Servio.
 
Braian Molina se sumó al ataque en un tiro de esquina cobrado al 48’ y remató de bolea el centro tirado por Víctor Lojero. Servio, como en la primera parte, se vistió de salvador para mantener cerrada su puerta.
 
Los Venados tocaban la puerta y no se la abrían. 
 
Urbina probó suerte por su banda, siempre la derecha, y puso en serios aprietos a la defensiva, metió un centro peligroso que William Dias mandó a tiro de esquina tras rebanar la pelota. 
 
Al 52’ respondieron los Cafetaleros. Brambila cobró una falta y el cabezazo de Ayoví llevaba dirección de gol, pero Draghi y sus 1.90 metros sacaron con un manotazo para evitar el segundo tanto de la escuadra visitante.
 
Al 60’ llegaron los primeros ajustes: Caballero sacó a Víctor Neves y metió a Leonardo Ramos. El ‘Barullo’ respondió con un hombre de ataque: Francisco Da Costa, el brasileño que llegó a reforzar la delantera, por Omar Islas. 
 
Como en una copia del partido anterior, Cafetaleros marcó el segundo gol. Fue una jugada de pizarrón. Bermúdez cobró raso un tiro de esquina, prolongó Adolfo Domínguez y llegó William Dias para clavar el segundo. 2-0 al 68 de tiempo corrido. 
 
Las malas noticias no acababan con la anotación. El líder de la defensa, Manuel López, se resintió de una sobrecarga muscular y tuvo que salir de cambio. Jonathan Sánchez ocupó su lugar. 
 
El yucateco Eduardo Fernández entró por Aldo Polo en el último movimiento de la noche para los Venados. Mientras el “boxito” se asentaba en la cancha, Lojero estrellaba su disparo en el larguero y en una jugada después, Urubina haría lo propio con un balazo que Servio mandó a tiro de esquina.
 
Los Venados ya estaban volcados al frente. Faltaban 10 minuto para terminar el partido y en dos minutos lo empataron. 
 
Lojero lo anunció toda la noche desde el primer minuto y ahora, al 80’ concretó. Da Costa ‘Chico’ recortó a dos defensores dentro del área y le dejó un balón muerto, girando lentamente sobre el manchón penal para la llegada del eterno Lojero. Remate imposible para el portero y para cualquier ser humano. 
 
En balón terminó en el ángulo y la explosión en las gradas. 
 
La afición no terminaba de cantar el primer gol cuando el ‘yuca’ Fernández, con balón dominado, avanzó por delante del medio campo, sembró a dos jugadores chiapanecos y sacó un globo medido para la cabeza de Nequecaur. 
 
192 centímeros de humanidad volando por los aires y rematando la de gajos para enviarla al fondo de las redes. ¡El empate estaba puesto en la mesa! Ahora el partido estaba para cualquiera, pues los astados seguían buscando el tercero y los cafetaleros lanzaban peligrosos latigazos. 
 
No hubo tiempo para más, los tres minutos del tiempo añadido se fueron con la misma intensidad que le permitió a Venados empatar. Todavía un gol al 92, de Da Costa, robó el aliento a todo el Iturralde, pero el árbitro lo anuló por una falta. 
 
Los Venados entrenan este sábado previo al viaje que realizarán el lunes a Guadalajara, donde enfrentarán el martes (30 de enero) a los Leones Negros de la U. de G. dentro de la fecha 5 del Clausura 2018. 
 
Este partido de doble jornada está pactado a las 20:30 horas en la cancha del icónico estadio Jalisco de la perla de occidente. El equipo astado regresa a Mérida el miércoles 31 y de inmediato trabajará para el encuentro contra el Atlético Zacatepec en el Carlos Iturralde el viernes 2 de febrero a las 8:30 de la noche.
 
ALINEACIONES
 
Alineación Venados
Matías Draghi, Luis Sánchez, Braian Molina, Manuel López, Gabriel Báez, Andrés Iniestra, Alfonso Urbina, Aldo Polo, Omar Islas, Víctor Lojero y Luciano Nequecaur.
 
Alineación Cafetaleros
Gaspar Servio, Diego Guerra, Christian Pérez, Noé Maya, William Dias, Christian Bermúdez, Edy Brambila, Víctor Neves, Adolfo Domínguez, José Ayoví y Enrique Pérez. 
 
Cuerpo arbitral
José Luis Báez (central), Luis Sandoval y Mayra Mora (abanderados) y Guillermo Álvarez (4to árbitro).
 

Notas relacionadas

Escribe un comentario