Los Venados no dan una y vuelven a perder

Los Cimarrones los vencen 2-1 en el “Carlos Iturralde”

Mérida.-  Los Venados de Yucatán cayeron una vez más, ahora 1-2 ante los Cimarrones de Sonora, en la jornada 8 del torneo de Apertura 2018 de la Liga de Ascenso en un duelo que prolongó aún más el triste trote de los astados en el actual certamen. 

Los Venados pusieron el balón en movimiento y de inmediato mostraron el hambre del necesitado. Los jugadores corrían detrás de cada pelota con la consigna de convertirla, por una noche, en la última de sus vidas.

Y no era para menos: estaban en juego la apremiante necesidad de sumar puntos para la tabla general, para la porcentual y para una que no entiende de estadísticas: la de la confianza.

Los Venados tenían más posesión de la pelota a la cuenta de los primeros 10 minutos. Sin peligro en ninguna de las dos puertas, los Cimarrones no descifraban cómo llegar a la meta de Navarrete y los ciervos chocaban una y otra vez con la bien plantada defensiva visitante.

Los muchachos de Héctor “Pity” Altamirano fueron los primeros en preocupar a la porra en la grada y al cuerpo técnico en la banca con una aproximación por banda derecha.

Los Venados respondieron con un furioso contragolpe que no terminó en gol por margen de siete centímetros. Un centro medido de Alejandro Berber que Jahir Barraza encontró con la cabeza y mandó a un lado de la portería de Ricardo Díaz.

El grito de gol quedó ahogado en las gargantas de la afición.

Y otra vez Barraza levantó a la gente de la grada: recibió una pelota dentro del área, la mató con el pecho y con un giro se deshizo de Emmanuel Segura. Plantado mano a mano contra el portero disparó a puerta y nuevamente la pelota se negó a entrar.

Los Venados olían a gol, pero el gol salió sin olfato. Y así lo comprobó Leandro Navarro al 26’ cuando cobró un tiro libre directo que nuevamente y por tercera ocasión acarició el poste de los Cimarrones.

Los del norte tuvieron que ajustar sus piezas por la lesión Óscar Villa. Su lugar lo ocupó Fernando Ortiz. Una baja sensible para la visita y a falta de 15 minutos para que expire el primer tiempo.

Ya sobre la compensación, Miguel Vallejo abrió el marcador tras un buen pase filtrado. Cruzó a Navarrete y marcó el 0-1. Lo que siguió después es que ambas escuadras se fueron al vestidor para replantear la estrategia durante el descanso.

Al grito de “dale dale” de Marioni desde el banquillo arrancó la segunda parte y en apenas 25 segundos Alejandro Berber recuperó un balón y a cambio recibió una patada que le valió la amonestación a Josué Soto.

López Mondragón también se pintó de amarillo por una entrada impetuosa sobre el arquero visitante.

Los Cimarrones tuvieron dos llegadas claras que no terminaron en gol por las oportunas intervenciones de Armando Navarrete. Los Venados también se aplicaron y por conducto de Guajardo estuvieron a punto de vulnerar la meta de Díaz.

Llegó la oportunidad para Freddy Martín. El yucateco jugando para yucatecos entró de cambio al minuto 12 por Valkennedy da Silva. Tras su paso por los Dorados de Sinaloa en el máximo circuito y liga de Ascenso, el ariete de sangre maya volvía a pisar el césped del Iturralde.

Leandro Navarro mostró nuevamente el poder de su pierna derecha con un cobro de tiro libre que Díaz sacó apuradamente y envió a tiro de esquina.

Al 70’, Eduardo Fernández, el otro yucateco del equipo, entró para procurar una mejor recuperación en el medio campo y tener proyección al frente. Fue Jonathan Sánchez quien salió de cambio.

El venado encimaba, apretaba, corría y buscaba sin fortuna ni puntería. Los Cimarrones se mostraban cómodos con el yugo ciervo y de vez en cuando lanzaba contragolpes que la defensa yucateca contenía con dificultad.

Otra emoción para el corazón de los aficionados ocurrió cuando Barraza metió un balón que Víctor Lojero mató con el pecho, bombeó al portero y cuando parecía que iba a acariciar la red por dentro Jesús López sacó de la línea.

El reloj marcaba ya 75 minutos y Guajardo tuvo otra oportunidad, pero recibió una carga en la espalda que pudo marcarse como penal y que el central dejó correr. Los Venados no hallaban el gol y cuando lo hacían, la fortuna les negaba el empate.

Alexis Blanco entró por Jahir Barraza para los de casa y Cimarrones respondió con otro ajuste: Cristian Quiñones por Miguel Vallejo y Bernardo López por Francisco López.

Fernando Ortiz al 83 clavó el segundo y con ello mató la aspiración de los ciervos y así, con más llegadas sin puntería de los yucatecos, Alexis Blanco encontró el gol del descuento a falta de dos minutos para el final hasta que el árbitro decretó el término del encuentro.

El próximo compromiso del equipo astado es el próximo viernes 21 de septiembre contra Correcaminos FC en el estadio Marte R. Gómez de la ciudad de Tamaulipas. El partido corresponde a la jornada 9 del Apertura 2018.

ALINEACIONES

ALINEACIÓN DE LOS VENADOS:

Armando Navarrete, Jonathan Sánchez, José Robles, Manuel López, Alejandro Vela, Alejandro Berber, Leandro Navarro, Valkenedy da Silva, Víctor Guajardo, Víctor Lojero y Jahir Barraza.

ALINEACIÓN DE LOS CIMARRONES:

Ricardo Díaz, Ricardo Peña, Juan de Alba, Emmanuel Segura, Óscar Villa, Miguel Vallejo, Gerardo Moreno, Jesús López, Josué Soto, Armando Zamorano y Jonathan Martínez.

CUERPO ARBITRAL
Ulises Rangel (central), René Ramírez y Javier Castillo (asistentes) y Alan Martínez (cuarto árbitro).

Notas relacionadas

Escribe un comentario