Culiacán.- Salvador
Valdez lanzó poco más de cinco entradas sin tolerar carrera y una atrapada
salvadora del segunda base Ramiro Peña con la casa llena en la novena entrada,
colocaron a los Tomateros a un triunfo de alcanzar su décimo título en la Liga
Mexicana de Béisbol, al vencer el domingo 3×1 a los Charros de Jalisco.

Los Tomateros, que
tienen 11 años sin ganar una corona, se colocaron con ventaja de 3-1 en la
serie, a ganar cuatro de siete juegos posibles y donde el ganador obtendrá la
representación de México en la Serie del Caribe que arranca el 2 de febrero en
San Juan, Puerto Rico.

Par de carreras en
el primer episodio marcaron el destino del partido, que dio a los Tomateros su
octavo truinfo al hilo en casa en Series Finales y que les dará la oportunidad
el lunes de cerrar las puertas para siempre del estadio “General Ángel Flores”.

El parque será
demolido tras terminar la campaña, para dar paso a un nuevo estadio que está en
construcción en el mismo terreno y que será inaugurado en octubre próximo y
será sede la Serie del Caribe en 2017.

Valdez abríó por
primera vez un juego de Serie Final en su carrera y toleró cinco hits y ponchó
a cuatro. Regaló tres pasaportes, pero no admitió carrera al salir de apuros en
la primera entrada cuando José Manuel Rodríguez fue puesto aut en el plato en
una discutida jugada al tratar de anotar en pisa y corre.

El zurdo Orlando
Lara fue el derrotado en tres entradas dos tercios, en que aceptó tres
carreras, dos limpias, con tres hits, igual número de bases y cuatro ponches

Los locales
aseguraron el triunfo en el primer episodio, cuando Rico Noel se embasó con
sencillo a la antesala y tras toque de sacrificio de Maxwell León, Eric Farris
se voló la barda por el jardín izquierdo. En la cuarta aprovecharon un error
del tercera base C.J. Retherford y David Sappelt llegó al plato cuando había
dos autes.

Los Charros se
quitaron la blanqueada en la novena tanta ante el cerrador Óscar Villarreal,
quien con dos autes toleró sencillo remolcador al emergente Jesús Cota. Llenó
las bases con pasaporte y golpe, por lo que el mánager Benjamín Gil lo removió
de la loma por el zurdo José Meraz, quien puso en cuenta de una bola y dos
strikes a Leonardo Heras, quien pegó una línea por la segunda base que de un
gran salto degolló Peña, para marcar el fin del partido y robar el imparable
que hubiera empatado la pizarra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here