Mérida.- Los Rockies de las Comisarías dieron esta tarde un importante paso en sus aspiraciones para llegar a la serie final por el título de la Liga Meridana de Béisbol al vencer 7×1 a los Diablos de la Bojórquez en un duelo en el que, a diferencia de como se mostraron hace dos semanas, los rocosos dieron muestra de un sólido y categórico pitcheo.

Los Rockies llegaron decididos a su campo de la comisaría de Chichí Suárez, a hacer olvidar las pizarras abultadas con las cuáles fueron derrotados por los Diablos de la Bojorquez en la penúltima serie del campeonato, y vaya que lo lograron, al vencer a los escarlatas con claridad.
 
Además de la victoria el pitcheo brilló en forma por demás dominadora, al grado de atar a la artillería del averno, con 4 imparables. Esta labor fue combinada, César González abridor, Wilberth Ortega y Daniel Brito el ganador. 
De hecho, el juego era un duelo de serpentinas con González y Víctor Espinoza por los pingos. Este duelo se prolongó hasta el quinto rollo, cuando los del averno fueron quienes inauguraron la pizarra.
 
Con uno fuera, Aarón Olivera conectó un tablazo que se estrelló contra la barda para un limpio tubey. Pedro Cámara siguió con un fly que cayó entre el jardín central y el cuadro, José Cerón se encargó de remitir al plato a
Olivera con sencillo al jardín del centro para el 1×0 y única anotación de la Bojorquez.
 
En el cierre del mismo quinto episodio, los Rockies nivelarían la balanza sin conectar de imparable. Leo Ramírez conectó una rola para forzar en segunda a Oswaldo Cabrera que antes había recibido pasaporte.
 
Ramírez pisó la intermedia por un lanzamiento descontrolado y cuatro lanzamientos después se aventuró a la conquista de la antesala, el tiro del máscara visitante, Hiram Martín no fue del todo bueno y se internó hacia el jardín dando oportunidad que Ramírez pise la chocolatera para poner igualdad de 1 x 1.
 
El séptimo capítulo fue un auténtico infierno para los kisines, desfilaron nueve Rockies en la caja de bateo. Anthony Claudio fue pasaporteado y seguidamente se estafó la intermedia. Lázaro Leal caminó a la inicial con cuatro lanzamientos malos. Ambos avanzaron una estación con toque de sacrificio de Oswaldo Cabrera.
 
Leo Ramírez fue pasado intencionalmente para llenar la casa buscando una salvadora doble matanza, sin embargo, Javier Castro conectó una línea candente sobre la raya de tercera base que se convirtió en doble permitiendo anotar a Claudio y Leal.
 
Mario Jiménez fue llamado a relevar. Willy Bastarrachea le dio la bienvenida con sencillo que impulsó a Ramírez, Bastarrachea posteriormente anotaría mediante una rola que no pudo manejar el paracorto Yasiel Agete. Cuando el polvo se asentó, los Rockies ya gozaban de una ventaja de 5 x 1.
 
En el cierre del octavo inning, los de casa, pondrían el juego en el congelador, ante los envíos de Geider Bacelis, tercer lanzador de los Diablos, Anthony Claudio inició la tanda con un doble por la línea de ferbol del jardín derecho.
 
Lázaro Leal recibió cortesía para inicial, ambos corredores, Claudio y Leal, realizaron una vistosa doble estafa. Oswaldo Cabrera congestionó los senderos con nuevo pasaporte. Carlos Vargas fue llamado a lanzar. Pero inició su labro otorgando base a Leo Ramírez, para que de caballito Claudio anote.
 
Javier Castro forzó en la intermedia a Ramírez, situación que aprovechó Leal para colarse al plato con la carrera que cerraría la contabilidad de 7 x 1.
 
Con esta victoria, los Rockies se adelantan en su serie particular contra los Diablos 1-0. Este domingo a partir r de las 12.30 Hrs. En el campo de la colonia Bojorquez tratarán de terminar la serie con Gerardo Ramírez en el centro del diamante, mientras los Diablos arropados por su público trataran de empatar la serie con Gerardo Vélez en la loma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here