Cancún.- Con base a pundonor y sobre todo a empuje, los Pioneros de Quintana Roo ganó el tercer juego de la gran final de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) y colocó la serie dos partidos a uno.

A diferencia de lo ocurrido en Veracruz, el conjunto quintanarroense jugó solido y aunque tuvo baches a la ofensiva, logró recuperarse en defensa para poder imponerse 91 a 88 en un final de alarido.

Durante tres periodos, los Bombarderos del Caribe se mantuvieron al frente en el marcador y sacó una diferencia de hasta quince puntos en el marcador, principalmente por el aporte de sus francotiradores.

Sin embargo, al iniciar el cuarto periodo, los Halcones Rojos de Veracruz mostraron determinación en el último tramo del juego y de la mano de Andre Emmet, se pusieron a cuatro puntos a falta de dos minutos por jugar.

Ahí parecía que los demonios aparecerían en el Poliforum Benito Juárez, debido a que Pioneros falló en dos ocasiones y cometió errores que podrían haber cambiado el juego en determinado momento.

En ese momento, cuando la nave pionera parecía caerse, Manolo Cintrón hizo un ajuste a mandar un cuadro bajo encabezado por Denis Clemente y Willie Pagán en la base y pudo finalmente imponerse.

Sin lugar a dudas, se trató del mejor juego de la gran final hasta el momento, ya que el cierre fue cardiaco, con Veracruz apostándole a la ofensiva de su refuerzo recién llegado, quien se fue con 41 puntos en la noche, prácticamente la mitad de los puntos de los Halcones Rojos.

En tanto, los Pioneros de Quintana Roo se fueron por el juego colectivo, siendo Jaime Lloreda el artífice en la pintura al obtener 21 puntos y 12 rebotes para su segundo doble doble de la gran final.

Lloreda estuvo apoyado por Romel Beck, quien encestó 15 puntos; por su parte Denis Clemente hizo 16 puntos.

Con la victoria, los Pioneros de Quintana Roo se colocaron dos juegos a uno y aseguraron el quinto de la serie que se disputará el próximo sábado en punto de las 20 30 horas en el Poliforum Benito Juárez.


El jugador del partido.

Jaime Lloreda.

El centro panameño se fue con su segundo doble doble en la gran final y fue un referente en la pintura para los Pioneros.

La clave del juego.

Ofensivas de control.

Los Pioneros de Quintana Roo se murió con la ofensiva de control, manejó el reloj de juego y eso le hizo mantener su ventaja hasta el final del encuentro.

El dato.

Fue la segunda ocasión que el Poliforum Benito Juárez recibió una gran final de la LNBP. 

El aplauso.

Para el sexto jugador.

La afición se hizo presente la noche del miércoles. Más de 5 mil aficionados acudieron a la casa del Baloncesto de Quintana Roo y apoyaron a los Pioneros.

El siguiente juego

Ni los Pioneros ni Veracruz tendrán descanso, la noche del jueves se jugará el cuarto partido de la gran final.

Mejores anotadores.


Pioneros.

Jaime Lloreda 21 puntos.

Denis Clemente 16 puntos.

Romel Beck 15 puntos.

 

Halcones Rojos

Andre Emmet 41 puntos.  

Francisco Cruz 10 puntos.

Carlos Rivera 8 puntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here