Tijuana:- Pedro Aguayo Ramírez, heredero de las glorias de su padre, el legendarísimo y primerísima figura de la lucha libre mexicana y mundial, Don Pedro “Perro” Aguayo murió esta madrugada de sábado en esta ciudad fronteriza como consecuencia de un golpe que sufrió en las vértebras cervicales y que tras dejarlo inconsciente sobre la tarima, cobró su vida horas después.

El deceso ocurrió luego de que el líder de la popular agrupación luchística recibió un duro golpe durante una función de lucha libre que le causó el problema y que ameritó su traslado al hospital Del Prado que está apenas a unos metros de la arena del Auditorio Municipal.

El pancracista, usual protagonista de luchas en todo el país y que ya había registrado problemas de salud tiempo atrás (cáncer al parecer) enfrentaba a Rey Misterio jr. cuando ocurrió el accidente, pues es conocido que en la lucha libre si bien hay agresiones, estas son calculadas y no son llevadas a fondo, como parte del show.

El cánido, líder de la agrupación conocida como “Los Perros del Mal“, fue sacado del ring por el amo del ‘619´, para regresar después y recibir unas patadas que son las que se supone causaron el daño ocurrido, al parecer en las cervicales.

El ex luchador cubano Konan, trató de reanimarlo al quedar inconsciente Aguayo Ramírez, pero ante la ausencia de resultados, lo llevaron a la clínica. donde horas después, en este infausto sábado de inicio de primavera, perdió la vida.

Si bien nunca se pudo quitar de encima la figura de su padre, el Perro jr. logró con mucho esfuerzo y capacidad hacerse por su propia cuenta de un nombre y fama propia en la lucha libre mexicana. (Quepd).

Un amigo entrañable y compadre suyo, Héctor Garza, había muerto también: Él (Garza), fue uno de los que lo recibieron esta madrugada en el olimpo de la lucha libre al que Pedro GAuayo Ramírez entró entre honores y fanfarrias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here