Mérida.- Si algún yucateco conoce al boxeo nicaragüense y a lo mejor de éste, ese es sin duda Margarito “Magallo” Lozada.
Enterado del reto que viene para Miguel Berchelt que enfrentará en un duelo de invictos al “nica” Oliver Flores, el ex campeón mexicano de los gallos habló, y con sustento, de lo que puede ser esa pelea de la que lo más probable es que uno de los dos baje del ring con la primera derrota de su carrera.
Para Lozada, quien combatió con el mejor nicaragüense de la historia, Alexis Argüello al que le aguantó toda la ruta en la propia Managua, Berchelt debe salir avante por su capacidad y porque a pesar de ser aún un novato que está dejando de serlo “es un peleador que ya conoce un poco lo que es el boxeo de verdad”.
“Es un buen peleador, es técnico, fuerte y pega, pero ojalá Dios quiera que no se encuentre con un cab….tozudo, fuerte, mañoso y que aguante; la verdad es que no sé quien es Flores, pero los nicaragüenses sí son buenos, aunque la verdad, fuera de Alexis Argüello o el “Yambito” (Julio) Blanco tampoco son nada del otro mundo, son humanos.
“Ojalá que si su rival es así, marrullero y que nulifique y desbarate el plan de pelea en su contra, Berchelt sepa bien como resolver la incógnita que se va a encontrar y para eso se necesita no solo una buena esquina, sino que él la sepa escuchar y hacerle caso”.
Pese a todo, Lozada lució optimista en cuanto a las posibilidades del invicto súperpluma yucateco-cancunense: Yo espero que Berchelt gane, y te voy a decir porqué, porque es un chamaco disciplinado, lo he visto trabajando, corriendo, en el gimnasio y si se dedica, como sé y he visto que lo hace, debe triunfar.
Para mí, Berchelt es un buen peleador y es bueno al 100 por ciento, ojalá Dios quiera que acate todo lo que le diga su esquina, pues eso es primordial, no hay vuelta de hoja”, dijo seguro el actual exitoso manager de los campeones estatales mosca, Junior Granados y ligero, Rafael Ortiz.
Lozada desafío con relativa buena fortuna al más grande boxeador y deportista nicaragüense de la historia, el triple campeón mundial Alexis Argüello Bojórquez al que, pese a perder, rompió una racha noqueadora el 31 de marzo de 1973 en la “Arena Kennedy” de la capital de esa nación centroamericana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here