Los Leones ya esperan rival

Jorge Canto Alcocer analiza en un artículo cómo los melenudos se llevaron el sur de punta a punta

Por Jorge Canto Alcocer del Diario Por Esto.

Mérida.- Finalmente, con el accidentando triunfo del domingo, los Leones de Yucatán aseguraron el liderato del Sur, que esta temporada se llevó de punta a punta, desde la jornada inaugural hasta que caiga el telón de la campaña.

Con ello, los selváticos aseguraron abrir en su feudo el primero de los play offs y, en caso de ganarlo, la Serie de Campeonato. Los campeones Pericos, por su parte, están a un solo juego de asegurar el subliderato, lo que haría imposible que enfrenten a nuestros Leones en la primera instancia. ¿Quién será el primer rival? La moneda, a nueve desafíos del final, sigue en el aire.

Si la temporada hubiese concluido el domingo, el Águila de Veracruz iniciaría hostilidades en el Hermanos Serdán, en tanto que los Bravos de León dirimirían el cuarto boleto jugando en Cancún contra los Tigres en un partido de vencer o morir.

Pero las posiciones pueden rotar día con día, por lo que creemos conveniente analizar la situación de cada uno de estos equipos para tener más claro el panorama.

Si partimos de la pausa del Juego de Estrellas, y consideramos únicamente las últimas 12 series, nos podemos dar una mejor idea de la coyuntura de cada club. En este tiempo, tres equipos han jugado sobre .500: nuestros Leones (20-14), los campeones Pericos (21-15, cinco milésimas por debajo de Yucatán) y… los sorprendentes Bravos de León (18-14, apenas un juego por debajo del líder).

Todos los demás equipos han andado por la calle de la amargura. Veracruz es cuarto, con foja de 14-19, en tanto que Tigres es sexto, con un horrible 12-24. Entonces, si las tendencias se mantienen, los Bravos, que culminarán la campaña enfrentando en dos series a Pericos y una a Veracruz, podrían colarse hasta el tercer puesto.

Pero también podría haber demasiado poco tiempo para un cambio tan radical. Sea como fuere, hoy por hoy los Bravos muestran un rostro muy distinto al del inicio de la temporada, y bien que pueden ser unos rivales temibles en los juegos por venir.

Su pitcheo abridor luce completo, encabezado por el veteranísimo Walter “No me Gusta la Cochinita” Silva (7-8, 2.75), con el retorno del estadounidense Mitch Lively (7-2, 2.13) y la solidez del venezolano exbigleaguer Guillermo Moscoso (6-3, 4.03); en tanto que en el relevo corto, el mexicano-americano Gerardo Sánchez está haciendo el trabajo (2-0, 3.27, 10 salvamentos en 10 oportunidades).

Su bateo también se muestra logrado, con el “Mosco” Arredondo como punta de lanza (.333, 33 anotadas en 59 juegos), y el poder de Dan Johnson (.326, 11 bambinazos, 49 producidas) y Leandro Castro (18 para la calle, 58 producidas).

Del Águila de Veracruz destaca su pitcheo abridor, pero en cambio ha fracasado su relevo y manifiesta extrema debilidad su ofensiva. Pero el nombre del juego es pitcheo, y también pueden darle un susto al más pintado con esta baraja en el staff: Néstor Molina (11-2, 1.54), José Piña (6-7, 2.70), Manuel Flores (7-7, 3.57) y Alex Maestri (3-8, 4.19).

Con la majagua sólo le apuntamos a Balbino Fuenmayor (.291, 15 bombazos, 54 producidas), aunque mucho debe ayudar el retorno de Jeremías Pineda (.310, con 14 robos y 10 anotadas en 17 partidos).

Los alicaídos Tigres, con todo y su horrible récord después del Juego de Estrellas, tienen una serpentina interesante con los abridores Pablo Ortega (9-8, 3.26), Kameron Loe (8-8, 4.21) y Dustin Crenshaw (7-5, 4.30), y el cerrador Raúl Barrón (2-1, 2.00, 19 salvados en 20 oportunidades); pero su ofensiva parece inofensiva, donde apenas y se salvan de la quema Brian Hernández (.302, 6 jonrones, 56 producidas) y el “conejo” Retherford (.296, 13 bambinazos, 47 producidas).

De los calendarios, el Águila parece llevarla más cómodo, pues además de verse las caras con Bravos, enfrentará a Oaxaca, el peor equipo del momento, en dos ocasiones. Entre tanto, los Tigres jugarán dos series contra nuestros Leones y una contra los Olmecas. Interesantísimo panorama, pues, que estaremos siguiendo con detenimiento ahora que los melenudos se dediquen a afilar las garras y prepararse para las durísimas batallas de agosto.
 

Notas relacionadas

Escribe un comentario