Los Diablos Rojos conquistaron el jueves el 16º banderín
de su rica historia en la Liga Mexicana de Béisbol de Verano, al imponerse 9×8
a los Pericos de Puebla a quienes “barrieron” 4-0, en la Serie del Rey.

Además, desde su nacimiento han obtenido 17
subcampeonatos y han participado en 37 postemporadas, 25 de ellas consecutivas
de 1990 a la fecha.

En sus 74 años de existencia y con 75 temporadas en el
béisbol mexicano de verano, los infernales son el equipo más ganador en la
historia con más de cinco mil triunfos en temporada regular y play-offs.

PENINSULA
DEPORTIVA
, siempre a la vanguardia en información
de primera calidad trae en su página, un recuento histórico de todos los
gallardetes de los infernales, al través de la pluma experta de su amigo y
colaborador Emmanuel Azcorra Cantón, el periodista-historiador-investigador con
47 años de experiencia en sus andanzas deportivas.

La franquicia nació en 1940 con el nombre de México Rojo
y años más tarde fue conocida como Diablos Rojos, mote que le atribuyeron al
cubano Basilio “Brujo” Rosell.

En su estreno en la pelota veraniega terminaron
sublíderes con marca de 57-38 a 6 juegos de los campeones Azules de Veracruz.
En 1941, acabarton otra vez sulíderes con cifras de 52-47. En 1942 tuvieron su
primera campaña negativa y con 40-47 finalizaron en quinto lugar.

En 1943 fueron sotaneros con 38-51. Un año después
repitieron con 28-62.

En 1945 lograron 44-46, en 1946 mejoraron a 55-42 en
segundo sitio. En 1947 fueron de nuevo sublíderes con 65-54. En 1948 jugaron
para .500 de promedio (44-44). En 1949 terminaron 41-43, en 1950, 38-46 y 3n
1951. 37-47.

En 1952 finalizaron con 45-45. En 1953 fueron penúltimos
con 32-39. En 1954 cayeron al sótano con 25-54 y para 1955 mejoraron a 52-48.

La historia de los campeones comenzó a escribirse en
1956 cuando lograron el primer banderín con marca de 83-37 y .692 de promedio
bajo la batuta del inolvidable cubano Lázaro Salazar, el “Príncipe de Belén”.

Pasaron ocho años y en 1964 los demonios volvieron a
saborear las mieles del triunfo con su segunda corona al mando del colérico
Tomás “Sargento Metralla” Herrera. La marca fue de 82-58 y .586.

Repitieron en 1968 con el mismo timonel y esta vez sus
cifras fueron iguales que en 1964 con 82-58 y .586. En 1973 llegó el cuatro
cetro a las órdenes del controvertido cubano Wilfredo Calviño, un tipo
temperamental apegado al puro y al alcohol.

En ese 1973 nacieron los play-offs de la pelota
veraniega de manera formal y después de terminar de líderes en la Zona Sur
División Este con cifras de 79-55, enfrentaron la primera fase a los Petroleros
de Poza Rica y los dejaron fuera en cuatro choques (3-1).

En la segunda etapa, los ahijados de Belcebú lograron el
título divisional al vencer en otros cuatro encuenros (3-1) a los Rojos del
Aguila de Veracruz. En la Serie Final, los escarlatas dejaron fuera a los
Saraperos de Saltillo, campeones norteños, en trepidante serie de siete
partidos al imponerse 4-3. 

Un año más tarde, el sonorense Benjamín “Cananea” Reyes
empezó a escribir una de las páginas más brillante en el palmarés de los
satánicos, al conquistar el quinto gallardete del equipo y el primero de los
cinco que logró con la franela escarlatas, para convertirse en el íloto más
exitoso de la novena capitalina.

Los colorados volvieron a dominar la Zona Sur con marca
de 75-61 y .551 de average. En la postemporada dominaron 4-2 a los Pericos de
Puebla y luego pasaron 4-2 sobre los Charros de Jalisco. Finalmente “barrieron”
4-0 a los Algodoneros de Unión Laguna.

En 1976 llegó otro cetro con Reyes al frente. El saldo
de los bermejos fue de 75-63 como sublíderes norteños. En otro enfrentamiento
con los Pericos en la primera fase del play-off, los pingos triunfaron 4-2 y
luego dejaron fuera a los Cafeteros de Córdoba, también 4-2. Una vez más, los
Diablos Rojos eliminaron a los Algodoneros 4-2.

En 1981, con la familia Mansur como propietaria de los
infernales, llegó el séptimo campeonato con el dominicano Winston “Chilote”
Llenas al frente. En temporada regular ganaron su grupo con 75-47 y .615. En la
primera eliminatoria vencieron 4-1 a los Azules de Coatzacoalcos y en la
segunda pasaron sobre los Piratas de Campeche 4-3. La coronación fue contra los
Broncos de Reynosa 4-3.

En 1985, Reyes volvió a coronar a los luciferes.
Acabaron de líderes sureños con 80-52 y .606 de porcentaje. Ganaron la primera
fase de postemporada ante los Cafeteros 4-2 y enseguida dejaron eliminados a
los Tigres 4-1. En la Serie Final, los Tecolotes de los dos Laredos cayeron en
cinco juegos.

En 1987, “Cananea” Reyes y los colorados lograron el
cetro. Primero fueron líderes sureños con 75-49 y .606. Luego “barrieron” 4-0 a
los Bravos de León y volvieron a dejar fuera a los Tigres 4-3. Finalmente, los
Tecolotes buscaron el desquite, pero perdieron en cinco partidos.

En 1988 llegó el segundo bicampeonato para los Diablos
Rojos. Reyes logró el quinto y último gallardete con la franela capitalina con
cifras de 82-45 y .646. En la primera fase de los play-offs, los demonios
satanizaron a los Leones de Yucatán 4-1 y después eliminaron a los Charros de
Jalisco, 4-0. La coronación fue ante los Saraperos de Saltillo, 4-1.

El banderín 11 quedó registrado en 1994 bajo las órdenes
de Marco Antonio Vázquez. Los pingos ganaron las dos vueltas con registro total
de 82-45 y .646 de promedio. En la postemporada, dejaron fuera a los Leones,
4-1, “barrieron” 4-0 a los Rojos del Aguila de Veracruz y posteriormente se
coronaron frente a los Sultanes de Monterrey, 4-3.

El Siglo XX (1999) cerró con el 12º gallardete infernal
con el estadounidense Timothy “Tim” Johnson al frente. En la campaña regular
terminaron de sublíderes con 74-43 y .632 de average. La primera eliminatoria
ante los Sultanes les favoreció 4-1 y la segunda 4-3 contra los Saraperos.  En la final, los rojos pasaron sobre los
Tigres, 4-2.

En la década de los años 2000, los Diablos Rojos
conquistaron su tercer bicampeonato como representantes de la Zona Norte, basjo
el mando del dominicano Bernardo Alemám Tatis. En 2002, terminaron 74-36 y
.673. En las eliminartorias dejaron fuera a los Acereros de Monclova, 4-1, y a
los Tecolotes, 4-3. En la Serie Final doblegaron 4-3 a los Tigres de puebla.

En 2003 acabaron de líderes con marca de 68-40 y
promedio de .630. En los play-offs superaron a los Pericos de Puebla, 4-3, y a
los Sultanes, 4-2. El cetro 14 llegó ante los Tigres, 4-1.

En 2008, el veracruzano Daniel Fernández debutó como
mánager con los Diablos
Rojos y coronó una gran temporada con 66-39 y .629. En la
primera eliminatoria “limpiaron” 4-0 a los Piratas de Campeche y en la segunda
mandaron a su casa a los Leonesa 4-2. El 15º banderín fue a costillas de los
Sultanes, 4-1.

La historia de este 2014 ya la plasmamos en esta página.
Por si fuera poco, los infernales han asistido 37 veces a la postemporada desde
1973 a la fecha.

De 1973 a 1978 asistieron seis veces consecutivas. En
1981, 1984, 85, 86, 87 y 88 lo hicieron otras 6. Desde 1990 hasta 2014
participaron 25 veces al hilo para un impresionante récord.  

Y algo que casi nunca se ha mencionado, es que además de
sus 16 títulos los demonios han conquistado 17 subcampeonatos y éstos fueron en
1940, 41, 46, 47, 1957, 58, 1963, 66, 1970, 77, 1991, 95, 96, 97, 2000, 01 y
2011.

Finalmente, los satánicos han sostenido 9,332 juegos en
sus 75 campañas en torneos regulares y play-offs con un total de 5,236
victorias, 4,047 reveses y 49 empates.

Para nuestros exigentes lectores desglosaremos que en
campaña regular llevan 8,860 partidos jugados con 4,949-3852 y 49 empates. En
las series eliminatorias sus guarismos con de 472 choques y 277-195.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here