Mérida.- Los Diablos de la Bojórquez emparejaron esta tarde la serie semifinal del play off de la Liga Meridana de Béisbol al vencer 4×3 a los Rockies de las Comisarías, para dejar el duelo igualado a una victoria por bando y forzar a un tercer encuentro y definitivo del que saldrá uno de los dos finalistas que pelearán por la corona del circuito.
 
En su campo, Manuel Cardeña Blanco de la Colonia Bojórquez, los pingos contaron con una sólida labor de su abridor Dagoberto Vargas, quién durante seis episodios contuvo la artillería de las comisarías.
 
De hecho, su primer enemigo del juego, Raúl Graniel, inició el encuentro con sencillo, y de ahí en adelante, Vargas retiró el resto de la primera entrada y hasta la sexta en tres bateadores.
 
En la séptima entrada ya fue relevado por Luis Mauricio Suárez y Mario Jiménez. Este último se apuntó el salvamento.
 
Por el lado Rockie, Gerardo Ramírez fue la otra cara de la moneda, ya que en todas sus entradas lanzadas tuvo pingos corriendo en los senderos, hasta que en la octava lo relevó Wilberth Ortega.
 
LOS DIABLOS NO ESPERARON
 
Los Diablos venían sedientos de venganza por la derrota sufrida el día de ayer y tan fue así, que iniciaron el ataque en la misma primera entrada.
 
Gerson Manzanillo dio la voz de ataque con una línea que se extendió en el jardín central para un doblete. Y sin pensarlo, Roberto Poot se sacrificó para avanzarlo a la antesala. Luis Mauricio Suarez conectó una rola hacia la intermedia, situación que permitió a Manzanillo abrir la pizarra.
 
Yasiel Agete tomó la inicial con sencillo, se estafó la segunda base y desde ahí se fue al plato con sencillo de Hiram Martín para dejar las cosas 2×0.
 
En la tercera entrada, la Bojórquez sumaría una más en su contabilidad. Con dos fuera, sencillos ligados de Yasiel Agete, Hiram Martín y el tercero productor de Aarón Olivera.
 
LA DEL GANE
 
La cuarta  carrera fue en el cuarto rollo, y la anotaron sin batear de hit. José Cerón recibió cortesía para la inicial, Gerson Manzanillo se embazó por pecado del antesalista Willy Bastarrachea.
 
Ambos avanzaron una base por un lanzamiento descontrolado. Luis Mauricio Suarez fue embasado intencionalmente y Yasiel Agete produjo la carrera al ser golpeado por la pelota para el 4×0.
 
Cuando todo parecía tejer y cantar para los pingos, el séptimo rollo se convirtió en dramatismo puro para los Diablos y seguidores presentes.
 
El abridor Dagoberto Vargas exhibió cansancio al abrir la entrada regalando pasaporte a Eulogio Márquez, seguidamente golpeó a Héctor Ángulo.
 
Logró retirar al cuarto bat de las comisarías, Anthony Claudio, con un elevado que el jardinero Gerson Manzanillo atrapó pegado a la barda, ante los suspiros de alivio del graderío del Miguel Cardeña Blanco.
 
Seguidamente, el cubano Lázaro Leal llenó las bases con sencillo al prado izquierdo. En ese instante, el timonel del averno, Tony Aguilera, realizó un movimiento doble.
 
Jaló del jardín a Luis Mauricio Suarez al centro del diamante y al taponero Mario Jiménez al jardín derecho, esto con dedicatoria a los siguientes bateadores de lado zurdo.
 
Oswaldo Cabrera alcanzó a conectar la pelota y salió una culebrita cerca de la raya de tercera base permitiendo a Márquez pisar el plato y los demás corredores alcanzar la siguiente estación.
 
Pero por su desesperación por lo lento y colocado del batazo, Suárez realizó un mal envío a la inicial dando oportunidad a que Héctor Angulo también anote y a Leal llegar a la tercera colchoneta.
 
Leo Ramírez, el bateador zurdo siguiente, recibió pasaporte para llenar de nueva cuenta los senderos. El “kissín” en jefe, regresó al centro del diamante y llamó a Jiménez a lanzar y a Suárez lo envió de nuevo al jardín derecho. 
 
Javier Castro, el bateador en turno, levantó esperanzas entre el gran número de fanáticos de los Rockies, al conectar un elevado profundo hacia el jardín izquierdo, pero el patrullero  de la zona, Gerson Manzanillo, la capturó ante los suspiros de los seguidores pingos.
 
Sin embargo, el batazo se convertiría en fly de sacrificio permitiendo a Lázaro Leal anotar en pisa y corre la carrera que dejaría los cartones 3×4.
 
Con este resultado, la serie se traslada mañana a la casa de los Rockies de las comisarías, aunque en esta ocasión, el juego decisivo, será en el campo de la comisaría de Caucel a partir de las 13.00 Hrs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here