Los Diablos cazan al azulejo en su propia jaula

Gran triunfo de los maléficos con score de 7×2

Mérida.- Los Diablos de la Bojórquez afilaron esta tarde su tridente para hilvanar su tercera victoria, ahora en la séptima semana de la Liga Meridana de Béisbol al vencer a los Azulejos de la Dolores Otero con score de 7×3 en el campo de los emplumados.
 
El partido dio arranque con un buen duelo de serpentinas entre el a la postre triunfador, Víctor Espinoza y el derrotado Jahir Pérez.
 
El duelo monticular se vio interrumpido en la tercera entrada en su parte alta, cuando los pingos rasgaron el celofán. Brayan Irigoyen inició la tanda recibiendo pasaporte, Gerson Manzanillo le siguió con imparable al prado derecho, Luis Mauricio Suárez remitió a Irigoyen al plato con sencillo al jardín izquierdo.
 
Sin embargo, el gusto le duró poco a los visitantes Diablos, pues en el cierre del mismo tercer rollo, los de casa, los Azulejos igualarían las cosas.
 
Willy Buenfil tomó la inicial gracias a un pecado del parador corto Henry Carrillo. Mientras Arturo Puerto se ponchaba, Buenfil se estafó la intermedia y seguidamente pisaría el plato con sencillo impulsador de Nigel Novelo y terminando la tercera entrada con la pizarra 1 x 1.
 
Ya repuestos de las anotaciones, ambos abridores continuaron colgando ceros, hasta la parte alta del 6 inning. Con uno fuera, Henry Carrillo conectó sencillo al jardín central, el manager pingo, Tony Aguilera, llamó a batear de emergente a Aarón Olivera. Al primer lanzamiento que le realizó Jahir Pérez, Olivera conectó una línea que se perdió encima de la barda del jardín izquierdo para dar la ventaja a los Diablos de 3 x 1.
 
En la séptima, los kisines aumentarían su ventaja con par de rayitas. El primer bateador de la entrada, Luis Mauricio Suárez, la desforró por su lado natural, el jardín derecho. El ataque visitante continuó cuando Roberto Poot recibió pasaporte.
 
Iram Martín conectó sencillo. Ahí el mandamás de casa, Oswaldo Verdugo, llamó del calentadero a Leo Acosta. Jorge Betancourt le dio la bienvenida con sencillo a la parcela derecha para que Poot se descolgara desde la antesala con la segunda anotación de la entrada y poniendo la cosa a favor de los Diablos 5 x 1.
 
En la octava entrada, los Azulejos armaron una rebelión ante las porras de apoyo de sus seguidores que colmaron el graderío. Mario Jiménez fue llamado a relevar al abridor Víctor Espinoza, sin embargo, el cambio por poco les cuesta caro a los demonios.
 
Nígel Novelo conectó sencillo con uno fuera. Reynier Romero fue ponchado. Mario Valenzuela conectó una rola que se internó al jardín central. Y pasaportes consecutivos a Sostenes Verdugo y Jairo Martínez para que de caballito los locales anotaran su segundo registro.
 
Ken Jiménez terminó la entrada al sorber espeso chocolate ante la desesperanza de la fanaticada de casa y el suspiro de alivio de los kisines, cuando terminó la entrada el score marcaba 5 x 2 a favor de los visitantes.
 
En la parte alta del noveno episodio, los Diablos aseguraron el encuentro con par de anotaciones. Hernán Rosado el tercer lanzador de la Dolores Otero se hizo cargo de los bultos postales.
 
Con uno fuera, Iram Martín inicio el ataque con sencillo. Jorge Betancourt se ponchó. Henry Carrillo le siguió con sencillo al central. Ambos corredores avanzaron una estación cuando el receptor de casa perdió un lanzamiento al ser deslumbrado por el astro rey.
 
Aarón Olivera conectó imparable dentro del cuadro, impulsando desde la antesala a Martín. El paracorto azulejo, Abraham Herrera en su desesperación, tomó la pelota y realizó un pésimo tiro a la inicial permitiendo la carrera que pondría el marcador final de 7 x 2.
 
Con este resultado, la serie se traslada el día de mañana al campo Miguel Cardeña Blanco de la colonia Bojorquez donde la hora de inicio será a las 12.30 hrs.

Notas relacionadas

Escribe un comentario