Mérida.- Juan Carlos Bañuelos ejecutó a la perfección un squeeze play llevando a los Constructores de Cordemex a dejar tendidos en el terreno a los Rockies de Caucel con pizarra de 5×4, para, de paso tumbarlos del liderato, en la jornada sabatina correspondiente a la tercera jornada de la Liga Meridana de Béisbol de Invierno que se disputó en el feudo de los alarifes.

En la parte baja de la novena entrada, Ismael Aké, octavo en la alineación, recibió pasaporte; y avanzó con wildpitch, el intento de sacrificio del novato Raúl Irigoyen, finalmente se convirtió en error del inicialista cubano, Ernesto Molinet y con esto Aké ancló sin problemas a la antesala.

Seguidamente, Isaac Castro, entró a correr en lugar de Aké y le tocó turno a Juan Carlos Bañuelos, quien había hecho desaparecer la pelota en el quinto episodio, pero ni fue un cañonazo ni fue un imparable ni fue un flai de sacrificio que trajo la carrera que le dio dramático triunfo a los Constructores.

Con la cuenta de 1-1, Bañuelos realizó un sorpresivo toque de bola que atacó de forma inmediata el lanzador Sergio Chuil, pero la velocidad de Castro le ganó ya que su disparo a la registradora llegó tarde y se decretó la victoria de los de casa.

Los Rockies tomaron el comando del juego desde la primera entrada. Tras dos fuera, el cubano José Carlos Thompson conectó sencillo al izquierdo, se robó la intermedia, y anotó impulsado por imparable de Molinet, 1×0.

El equipo local emparejó los cartones con carrera de “caballito”.

Rockies no esperó mucho para volver a tomar la delantera y en la segunda entrada Oswaldo Cabrera disparó descomunal trancazo que se perdió en los predios aledaños del jardín derecho, 2×1.

Los Constructores le dieron la voltereta al pizarrón en el cuarto episodio con jonrón de Ricardo Vázquez que se llevo un por delante para el 3×2.

La ventaja se amplió con otro vuelacerca, ahora de Bañuelos en el quinto capítulo, 4×2.

El abridor local, después del sacudón que le dio Cabrera, colgó tres argollas pero su descontrol lo hizo cavar su propia tumba ya que permitió las carreras que empataron el juego a cuatro, pues cometió dos wildpitchs que propiciaron similar número de anotaciones. Además de salir lesionado y su lugar lo ocupó Mauricio Ávila, quien al final se acreditó la victoria con una labor que incluyó tres hits, una base intencional, dos golpeados con un bateador retirado por la vía del strike.

El abridor por los Rockies, el regiomontano Jahir Pérez trabajó durante seis entradas y salió sin decisión. Lo sustituyó en la séptima Gerardo Ramírez, quien fue el derrotado y terminó Chuil.

Hoy se vuelven a enfrentar ambos equipos en Caucel en punto de las 13:00 horas en donde los Rockies trataran de evitar la “mini” barrida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here