Información del periodista Gínder Peraza Kumán

Chicxulub.- Cuando el béisbol da, da, y cuando quita, quita. El domingo 4 de noviembre el “Rey de los Deportes” se cansó de darle a Todos Temax, pero sus errores, su mal corrido de bases y su falta de bateo oportuno les impidió alcanzar la meta de ceñirse la corona del Campeonato de Segunda Fuerza de la Liga Intermunicipal de Béisbol Yucateca (LIBY) al caer 4×8 ante los Bravos de Chicxulub Puerto, que jugaron como locales y con el total apoyo de su público el tercer y definitivo partido de la serie de campeonato.

Los temaxeños fueron los primeros que anotaron, en la misma primera entrada, cuando Elián Carrillo se embasó con sencillo al jardín izquierdo y anotó –luego de una base por bolas a Fernando Rivero– con sencillo de Benjamín Torres.

En la cuarta entrada el mismo Carrillo conectó estacazo de cuatro esquinas al jardín derecho llevándose por delante a un compañero para poner la pizarra x-0 a favor de Temax. Tocaban la gloria, pero…

En la parte baja de la cuarta entrada Alexis Sabido desforró la pelota con un compañero a bordo para acercar a los Bravos 3×2, y en la quinta, Miguel Marín también voló la barda para traer otros dos registros y ponerse en ventaja de 4×3. Los Bravos anotaron otros sendos pares de carreras en las entradas seis y ocho, para ceñirse la corona.

El único prietito en el arroz fue la cobardía de un solo aficionado local, que desde las gradas lanzó una botella de plástico llena de líquido contra los jugadores que estaban en el home.

El asunto no pasó a más y el partido se desarrolló con gran alegría y orden, bajo la atenta vigilancia de la Policía local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here