Mérida.- Los Azulejos de la Dolores Otero retornaron este día a la cima de la Liga Meridana al vencer 12×2 a los Rookies de la Universidad Marista, basándose en un “madruguete” de ocho carreras en el acto de las buenas tardes, para calificar a los play offs en la conclusión de la novena y penúltima jornada del actual torneo.
Sin nada que perder, porque consiguieron el boleto al playoffs, desde ayer, el alto mando de los Rookies decidió darle oportunidad a sus jóvenes prospectos y así cumplir con el mínimo exigido para que los novatos jueguen la postemporada. Tanto los Rookies como los Azulejos son líderes del circuito con 10 ganados y  siete derrotas.
Daniel Rochel tuvo la complicada misión de enfrentar al conjunto emplumado, sediento de venganza por la lechada que le propinaron en la víspera y desde el amanecer del encuentro consiguieron una ventaja definitiva en la ofensiva que parecía interminable con el desfile de 13 bateadores durante 43 minutos.
Tres hits, tres bases por bolas y par de errores se combinaron para consumar el abultado marcador que se registró en el inning de las buenas tardes.
Arturo Puerto caminó a la inicial con boleto gratuito y Oswaldo Morejón disparó el primer hit de los tres que contabilizó en la jornada.
El cubano Osniel Maderas siguió con imparable al central que remolcó las primeras dos carreras y por el error de Obed Buenfil, el torpedero azulejo se coló a la registradora. y el equipo local tomó la delantera 3×0.
Fabián Segovia sorbió espeso chocolate y Sóstenes Verdugo mantuvo el ataque con doble, avanzó a la antesala por rodado a la intermedia de Jairo Martínez para el segundo tercio y lo que parecía una jugada de rutina en la antesala, el pésimo disparo de Sergio Durán le permitió a Verdugo, por el error, anotar la cuarta carrera.
La última base por bolas de Rochel al noveno bateador, de las dos seguidas que obsequió, lo mandó a la caseta, entrando Juan Pablo Cauich, quien le pasó cuatro pelotas malas a Arturo Puerto, quien remolcó de “caballito” la carrera número cinco.
Sencillo de Oswaldo Morejón, productor de dos carreras, incrementó a 7×0 la ventaja y Osniel Maderas coronó el jugoso racimo con imparable que remolcó a Arturo Puerto para el 8×0.
Los pájaros azules recibieron par de argollas consecutivas en las siguientes dos entradas pero en el cuarto y quinto episodios explotó la ofensiva de la novena local con par de bombazos, en ambos casos, con uno a bordo.
El primero de ellos, de Nigel Novelo, quien se encontró en el camino a Jairo Martínez y como séptimo bateador tuvo un mejor rendimiento en comparación del juego anterior que lo hizo como segundo en la alineación. El otro trancazo de vuelta entera fue de Arturo Puerto, quien se llevó por delante a Gilberto Pech.
El mánager-jugador, Oswaldo Verdugo, realizó una apertura de calidad, en la que vistió de albo traje a los Rookies en las primeras cinco entradas, lo que le permitió acreditarse la victoria con una labor que incluyó dos hits, tres bases y retiró por la vía de los strikes a dos bateadores.
Lo relevó en la sexta entrada Ricardo Núñez, quien no pudo evitar las anotaciones de los Rookies que se sacudieron en ese mismo episodio el baño de cal. Iván Espínola (4-3) con par de dobles y un triple, remolcó con su segundo cañonazo de dos esquinas las carreras del equipo visitante. Su labor fue de dos carreras, cinco hits, de éstos, tres fueron extrabases, una base, con dos ponches.
El motuleño Carlos Pech despachó la novena entrada con un hit, un golpeado y un ponche.
Después de Rochel, quien sufrió la derrota con una efímera labor de dos tercios con siete carreras, tres hits, tres bases por bolas y un ponche, siguieron Juan Pablo Cauich, Jorge Rosado, Gerardo Vélez y terminó el manager-jugador Luis Navarro, quien retiró en orden la octava entrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here