Mérida.- Los Azulejos de la Dolores Otero confirmaron su supremacía sobre los Constructores de Cordemex a los que una vez más vencieron en la presente campaña 2016 de la Liga Meridana de Béisbol en un final dramático al dejarlos tendidos en la novena entrada con un “tubey” del cubano Reynier Romero que puso el score definitivo de 13×2.

Los emplumados, ahora en casa, ganaron un partido de batazos de largo metraje definido sensacionalmente por el antillano Romero que con su batazo remolcó a Felipe Cen con la carrera que les dio la valiosa y sensacional victoria en la conclusión de la sexta jornada del circuito invernal que resultó explosiva.

Durante el partido se batearon  seis bambinazos, tres por cada equipo y cuatro de ellos, dos por bando, los conectaron en el octavo episodio.

Romero fue el héroe indiscutible de este emocionante partido, ya que con su cañonazo de dos carreras en la octava entrada, que desapareció en el jardín derecho, empató el juego a 11 carreras luego de que los Constructores le dieron la voltereta al marcador en la parte superior de ese mismo episodio.

Después del descomunal trancazo de Romero, su compatriota Osniel Maderas disparó otro de igual manufactura y con el bombazo “espalda con espalda”, los Azulejos recuperaron la ventaja y se colocaron a tres outs de la victoria.

Pero ésta no se consumó, ya que en su último turno de la novena entrada, los Constructores igualaron el marcador a 12 carreras con sencillo productor de Ricardo Vázquez, quien en el juego impulsó seis carreras.

Los Azulejos madrugaron al abridor de los Constructores, Mauricio Ávila, y con racimo de cinco carreras tomaron tempranera ventaja. La producción conseguida se registró a través de cuatro imparables, incluido un doble, dos bases, un golpeado y un fly de sacrificio para el 5×0.

Los Constructores se acercaron en la parte alta del segundo capítulo con dos registros con jonrón de Mario Baranda para el 2×5.

En la parte baja del mismo, solo dos tercios logró retirar Ávila y fue sustituido por Isaac Castro, quien se metió en problemas al permitir otro racimo, ahora de cuatro carreras, de las cuales, Lorenzo Dzib remolcó dos con doblete y jonrón de dos carreras de Ken Angulo coronó el rally para el 9×2.

Después de esa entrada, Castro les cerró la jaula a los Azulejos que fueron desplumados hasta el octavo capítulo cuando despertaron los cañones del conjunto de la Dolores Otero.

Sin hacer mucho ruido, los Constructores nunca se dieron por vencidos y poco a poco fueron anotando las carreras suficientes hasta que le dieron la voltereta, en la cuarta hicieron otro par, una la impulso Juan Carlos Bañuelos, con doble, y la otra la impulsó con imparable, Ricardo Vázquez para poner los cartones, 9×4.

Un par de pifias en la quinta entrada propició la quinta anotación del equipo visitante.

En la sexta, el fusil de Ricardo Vázquez se mantuvo activado y con imparable remolcó la sexta carrera ante los disparos del relevista Jafet Zupo, quien sustituyó al abridor Abiff Mérida para el 9×6.

En la séptima, Mario Balandra, con sencillo, impulsó una más ante los disparos de Leo Acosta, para el 9×7.

Para el octavo rollo Acosta salió tras admitir un par de sencillos ligados de Wilberth Aguilar y Julio Pérez. Lo relevó el ganador Christopher Herrera, quien toleró jonrón de Ricardo Vázquez para tres carreras y tras entregar Carlos Romero el primer tercio, Randy Irigoyen disparó un bombazo que explotó en los predios aledaños del jardín izquierdo, con el que los Constructores tomaron la delantera 11×9.

EL PRINCIPIO DEL FIN

En el fondo del octavo capítulo se vivió intensamente el partido con los cañonazos de los Azulejos que marcó el principio del fin de los Constructores y del relevista Isaac Castro, el derrotado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here