Los Azulejos ponen a los Zorros cerca del precipicio

Los derrotan 6×4 y los acercan a la etiqueta de ex campeones

Mérida.- Tercia de jonrones de Mario Valenzuela que estallaron en el patio de domicilios aledaños al parque de la Colonia Dolores Otero, remolcó cinco carreras y guió a los Azulejos de la Dolores Otero a vencer 6×4 sobre los Zorros de Pacabtún, que están cerca de abdicar al trono de la Liga Meridana, cuya octava semana se jugó aquí.
 
La jornada dominical que se disputó en el “nido” del equipo emplumado resultó explosiva, pues se dispararon media docena de jonrones entre ambos equipos, la tercia de Valenzuela y similar cantidad por parte del equipo visitante.
 
El mánager-jugador de los Azulejos, Oswaldo Verdugo, volvió a saborear las mieles del triunfo con una sólida labor en siete entradas, en las que admitió un par de carreras, le conectaron cuatro hits, golpeó a uno y retiró por la vía del strike a siete bateadores.
 
Lanzó tres entradas en orden y despachó a los dos siguientes bateadores de la cuarta tanda con los que acumuló 11 retirados en hilerita, perdiendo la perfección ante Fernando Cruz, su duodécimo enemigo que disparó el primer hit de los Zorros.
 
En un par de ocasiones, su defensiva lo sacó a flote y mantuvo su inmaculada labor gracias a las formidables atrapadas de Sóstenes Verdugo, a batazo de Pedro Cuá, una línea que llevaba lumbre en la tercera entrada y en la siguiente, Arturo Puerto, pegado a la barda y de un salto, capturó la pelota del cañonazo que disparó Romario Dueñas.
 
EXPLOSIVO, TEMPRANERO ATAQUE
 
Los Azulejos levantaron el vuelo desde muy temprano con explosivo ataque de cuatro anotaciones en la primera entrada, que coronó Mario Valenzuela con jonrón de tres carreras.
 
La de la quiniela, antes del primer obús del experimentado cañonero originario de Isla San Marcos, en la Península de Baja California Sur, la impulsó Reynier Romero con doblete.
 
Después de ser sacudido en esa entrada, el abridor y derrotado Mario Figueroa rectificó el camino y le colgó tres argollas seguidas a los Azulejos.
 
Su equipo reaccionó hasta el quinto episodio cuando se sacudió la blanqueada con jonrón solitario de Abraham Salomón. Poco les duró el gusto ya que en el fondo de esa entrada, los Azulejos incrementaron la ventaja con el segundo bombazo de Valenzuela que puso el juego 5×1.
 
Los Zorros se acercaron en el séptimo inning con jonrón de Fernando Cruz y dejaron escapar una inmejorable oportunidad de anotar en el octavo capítulo al dejar a corredores en tercera y en segunda con dos auts, pero Hernán Rosado, quien relevó a Verdugo, dominó a Cruz con rodado a sus manos.
 
En el fondo de ese mismo episodio, los Azulejos consiguieron la media docena de anotaciones con el tercer jonrón de Valenzuela, un panorámico cañonazo con el que puso cifras definitivas.
 
Leo Acosta inició descontrolado su relevo en la novena entrada y le firmó boleto gratuito a la inicial a Fernando Martínez y tras dominar a Jonathan Rosado con elevado al campo corto, admitió jonrón de dos carreras de Rubén Paz que hizo más decoroso el resultado.
 
DOBLE MATANZA DEFINITORIA
 
El bombazo lo envió de regreso a la caseta y entró en su lugar Abel González, quien con una doble matanza puso fin al encuentro.

Notas relacionadas

Escribe un comentario