Los Ángeles.- El factor Venezuela, encabezado por Marwin González y José Altuve, con la “complicidad”del boricua Carlos Correa, le puso esta noche sabor a la Serie Mundial que con otro cañonazo de George Springer en el undécimo acto la emparejó para los Astros de Houston, que a punta de leña vinieron de atrás desde la novena entrada para vencer 7×6 a los Dodgers de Los Ángeles en un gran, dramático segundo juego del “Clásico de Otoño” 2017.

Justo cuando se advertía el festejo y la mitad del titulo para los “Esquivadores” que ganaban 3×2, González emparejó la pizarra con tremendo jonrón entre los jardines izquierdo y central que mandó, poco después, el juego a extrainnings.

Para el décimo acto, Altuve, que estaba de 4-0 en el juego, conectó la canica y la puso en órbita con destino posterior a la barda del coloso de Chavez Ravine (zona en la que se encuentra el estadio) para poner adelante a los texanos que todavía le añadieron una rayita al score con tremendo trancazo del boricua Correa en un jonrón de espaldas con espaldas para poner las cosas 5×3 en su favor.

Pero los Dodgers no bajaron los brazos y empataron inmediatamente con un jonrón de Yasiel Puig y sencillo remolcador con dos outs de Enrique Hernández.

PERO AÚN HABÍA MÁS

Así, George Springer sacudió un jonrón de dos carreras en el inning 11 y los Astros de Houston para hacer emerger victoriosos a los Astros de lo que resultó ser un vibrante derby de bambinazos en el Dodger Stadium.

El jonrón de Springer ante Brandon McCarthy le dio a Houston el margen justo para resistir un cuadrangular de Charlie Culberson en la baja del acto 11.

Ambos equipos se combinaron para establecer un récord del Clásico de Otoño con ocho cuadrangulares en un mismo partido.

Cuando el festival de batazos largos se acabó, los Astros festejaron su primer triunfo en un juego de la Serie Mundial en su historia de 56 años

Ahora, la serie se trasladará a Houston, con un tercer juego el viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here