Los Alebrijes de Oaxaca vencen 1-0 a los Venados de Yucatán

Expulsan a dos Venados

Oaxaca.- El actual campeón de la Liga de Ascenso, los Alebrijes de Oaxaca vencieron 1-0 a los Venados de Yucatán en un partido accidentado y con tres expulsiones (dos de ellas de jugadores cornúpetas), en el estadio Olímpico de Oaxaca, en el marco de la fecha 7 del torneo de Clausura 2018 del circuito.

Los zapotecas salieron a cobrar la afrenta del torneo pasado en el que cayeron vencidos en la cancha del estadio “Carlos Iturralde” de Mérida y aunque apenas, pero lo lograron.

 El goleador oaxaqueño Madrigal metió un gol de cabeza, pero estaba en posición ilegal y el árbitro decretó correctamente el fuera de lugar. Apenas corrían tres minutos en el cronómetro. 

A los Venados les estaba costando de más el inicio del partido y transcurridos seis minutos no habían podido hilvanar una jugada con idea para inquietar a los de casa, que por su parte salieron con la confianza del campeón.

El ritmo del partido se rompió cuando Orlando Pineda cayó y se golpeó la cabeza contra la rodilla de Andrés Iniestra. Un fuerte impacto que paró la acción del juego durante dos minutos mientras los médicos de los Alebrijes atendían al jugador.

Minuto a minuto los ciervos se acomodaron mejor en el campo. Los Venados ponían el control de la pelota, pero los Alebrijes aportaban el peligro ante el marco de Navarrete.

Sin embargo, los arietes no salieron finos. El primer amonestado del partido fue Luciano Nequecaur, que por recuperar un balón barrió y pateó a Rodrigo Noya. El árbitro Édgar Espadas le enseñó el cartón amarillo cuando habían corrido 26 minutos.

La situación se complicó para los de Yucatán. En una jugada en la que chocaron Armando Navarrete y López Mondragón, el arquero ciervo cayó mal y quedó tendido al menos cinco minutos en el campo.

Esta situación provocó un enfrentamiento verbal que terminó con la amonestación de Rodrigo Noya y la expulsión de Aldo Polo. Venados se quedaba con 10 hombres. El tiempo agregado fue de seis minutos por el tiempo perdido entre la atención de Navarrete y el zafarrancho entre jugadores.

Y así se fueron al descanso después de un primer tiempo muy accidentado y extendido. La segunda parte empezó tan complicada como terminó para los Venados. Con un elemento menos, el entrenador visitante, Bruno Marioni tuvo que ajustar la estrategia y mandó al campo a Ulises Zurita en el lugar de Víctor Lojero. El encuentro estaba planteado más para rescatar el empate dadas las circunstancias. 

Lo accidentado del encuentro se mantuvo tal cual. Falta sobre Armando Navarrete dentro del área, después un cabezazo entre Madrigal y Nequecaur y así cada jugada corría el riesgo de terminar en una falta o con un jugador lesionado.Y producto de este ríspido juego, Daniel Cervantes también salió expulsado después de propinarle un codazo a Nequecaur en un balón dividido por aire.

Notas relacionadas

Escribe un comentario