Linares tuvo en la lona a Lomachenko, pero se ahogó en la orilla

El ucraniano se levanta de la lona para venir de atrás y noquearlo en el 10

Nueva York.- El venezolano Jorge Linares arañó y olió la gloria esta noche en la Meca del Boxeo, donde estuvo cerca de vencer y quizás noquear al considerado por muchos mejor boxeador del mundo, el ucraniano Vasyl Lomachenko, al que ofreció no sólo férrea resistencia, dejó en evidencia en más de una ocasión y tuvo en la lona, aunque a final de cuentas terminó perdiendo por nócaut técnico en el décimo capítulo de una gran pelea en el estadio del Madison Square Garden de esta gran ciudad.

Linares fue un campeón más que digno, que se batió en una pelea de talentos en la que para muchos era el retador simbólico, por enfrentar a una enorme figura como Lomachenko, quien subió a quitarle el campeonato mundial ligero de la AMB, lo que finalmente sí logró.

La pelea resultó una guerra, que llenó y superó todas las expectativas en el legendario inmueble de la séptima Avenida de Manhattan.

La pelea arranco con enorme calidad y velocidad, con poco estudio de ambos, quienes soltaron las manos sin reserva, pero a la media distancia. 

Para el segundo, las ventajas de estatura y alcance del venezolano eran más obvias adentro del ring y el campeón supo aprovecharlas a su favor. Pero, Lomachenko lograba esquivar embestidas y contragolpeaba con espeluznante precisión.

A pesar que bajo su intensidad en la primera mitad del tercero y el campeón conectó duro y claro con opers, Lomachenko cerró el asalto con gran volumen de rápidos golpes. 

Lomachenko se llevó el cuarto asalto con claridad, disparando ráfagas precisas y expeditas, que estaban incomodando al campeón venezolano, quien ya mostraba su rostro bien estropeado. 

Linares disminuyó su caminar (en semicírculo) en el quinto asalto, hacia su izquierda y la derecha del zurdo, intercambiando, de frente, en el cetro del ring, lo que le costó. Simplemente el ucraniano lo vencía al golpe, con velocidad y puntería. Varios golpes de poder estremecieron al campeón mundial venezolano. 

Un monstruoso recto de derecha dejo de rodillas a Lomachenko en el sexto, logrando Linares emparejar las acciones y obligando al ucraniano, una vez de pies, a terminar el asalto en modo avión. 

Para el séptimo, el ucraniano regresó a la pelea, pero no lo suficiente, como antes, para llevarse el asalto cómodamente. El campeón siguió cobrando dividendos de esa perfecta derecha del asalto anterior. 

Como un panal alborotado de avispas, Lomachenko volvió a trabajar la cara del campeón en el octavo. Linares lanzó menos golpes, pero aprovechó cada espacio para colocar su derecha, de frente. 

El noveno fue muy parejo, pero el campeón lució con delantera, al conectar más golpes limpios, ante un Lomachenko que se rehusaba a ceder terreno y que siempre se mantuvo en el intercambio franco. 

La pelea llego a su final, en el segundo minuto del décimo asalto, cuando Lomachenko asestó un devastador gancho de izquierda al hígado, que daño, con efecto retardado, al campeón mundial venezolano, quien quedó de rodillas y a pesar de que, a duras penas, logró levantarse con valentía, el réferi decidió detener la acción. 

Al decimo asalto, la jueza Julie Lederman tenía la pelea empatada 85-85, el juez Robin Taylor la tenia 86-84 (Linares) y el juez Steve Weisfeld la tenía 86-84 (Lomachenko). 

Con esta victoria, Lomachenko avanza su récord en el boxeo profesional con 11-1 y 8 KOs y continua su reclamo como el mejor boxeador libra por libra de la actualidad. Linares quedo con marca de 44-4 y 27 KOs. 

RESPALDO

El contendor welter dominicano, Carlos Adamés, derrotó por decisión unánime en diez asaltos, al mexicano Alejandro Barrera, en la pelea principal del respaldo. 

Barrera salió disparando el jab en el primero, buscando distancia y moviéndose en semicírculos. El dominicano Adames tanteo, conectando potentes golpes a la zona media. 

A pesar de comenzar el segundo asalto bastante tímidos, buscando el contragolpe solamente, Adames y Barrera cerraron fuerte, intercambiando combinaciones, que parecieron dañar más a Barrera. 

La pelea se calentó en el tercero, soltando mejor las manos ambos, pero parecía que el dominicano ganaba los cambios, con mayor poder y precisión en sus golpes. 

Carlos Adamés tomó control de la acción en el cuarto, llevando la iniciativa ofensiva, presionando y alcanzando claramente a la cabeza con rectos y opers de derecha. 

A pesar que Barrera no se dejaba en el quinto y sexto asalto, respondiendo a cada embestida del dominicano, era obvio que Adamés conectaba con mayor claridad y contundencia. 

El mexicano se lució en el último minuto del séptimo, asestando golpes de poder, en medio de intercambios frenéticos. Adamés seguía su presión, pero descuidaba su guardia y se exponía a contragolpes. 

Barrera aumentó su volumen de golpes en el octavo y noveno, pero bajaba las manos peligrosamente, lo que Adamés aprovechaba para seguir marcando con sus rectos de derecha. 

Aunque cansados, los dos terminaron el décimo y ultimo asalto con potencia, intercambiando en el centro del ring, sin mayor eventualidad. 

Al final, Carlos Adamés ganó con puntos de 97-93, 96-94 y 98-92, para avanzar su invicto a 14-0 y 11 KOs. Alejandro Barrera quedo con marca de 29-5 y 17 KOs. 

Por su lado, el súper prospecto de Brooklyn, de raíces hondureñas, Teófimo López, sólo necesito de 64 segundos para despachar por nocaut efectivo, al brasileño, Vitor Freitas. 

Teófimo López fue abrumador, disparando a matar desde el campanazo, ante un Freitas sin respuesta alguna. Ahora, López avanza su invicto en la cotizada división de los pesos ligeros, con un récord de 9-0 y 7 anestesiados. Freitas quedo con marca de 13-2 y 7 KOs. 

“Estaba tirando mi jab con comodidad, tratando de buscar mi distancia, pero él se me aventó y lo conseguí con la derecha. Tengo solo 20 años y siento que tengo todo el poder y puntería,” dijo Teófimo López, después de la pelea. 

Por su lado, el prospecto peso pluma irlandés, Michael Conlan (ahora 6-0 y 5 KOs), derroto, por decisión unánime en ocho asaltos, al español Ibon Larrinaga (ahora 10-2 y 2 KOs), con tarjetas idénticas de 80-72. 

Asimismo, la prospecta peso ligero californiana, Mikaela Mayer (ahora 5-0), derrotó, por decisión unánime en seis vueltas, con tarjetas idénticas de 60-54, a la neozelandesa, Baby Nansen (ahora 6-3-1).

Notas relacionadas

Escribe un comentario