Por Jorge Canto Alcocer, publicado en el Diario Por Esto.

Mérida.- Los Leones de Yucatán jugaban la semana pasada para .571 puntos (récord de 24 éxitos por 18 reveses), en la segunda posición del Sur.

Tras perder la serie con los débiles Piratas en el propio Kukulcán, las fieras viajaron a Villahermosa, de donde trajeron dos victorias. Así, el domingo terminó para ellos con promedio de .562, nueve milésimas menos que el corte anterior, pero… ¡EUREKA! Pese a retroceder en términos de porcentaje, los selváticos tomaron la punta del standing.

¿Cómo pudo ser tamaño desaguisado? No es magia, por supuesto. Simplemente quiere decir que los Leones están mal, en la medianía, pero que el resto está peor… algunos mucho peor.

Danza de cambios, cascada de lesiones, aquelarre de extranjeros. Los pobres peloteros saltando un día sí y otro también de equipo en equipo, sin la menor consistencia, sin el menor respeto para su estabilidad y desarrollo, no hablemos de compromisos personales o familiares.

Claro, son profesionales y saben que ello puede pasar en cualquier momento, pero… ¿acaso cree Ud. que estén muy a gusto? Ya ven cómo va el mexicano-americano Matt Clark, presentado hace algunas semanas con bombo y platillo como tremendo aporreador: desde que llegó a los Leones, su cuarto equipo del año, ha participado en diez encuentros, en los cuales sólo ha conectado cinco sencillitos, con los que ha producido 4 carreritas y ha anotado tres… ¿Y sus cañonazos?

No muy distinto ha sido el desempeño de Jonathan Jones, quien para Laguna –el equipo “sucursal” de los Arellano, al que desmantelan y recomponen cada que les da la gana- estaba bateando cerca de los .400, y que desde que llegó a Yucatán bajó enormidades, con un porcentaje de .253 y nueve producidas en 22 desafíos. ¡No aprendieron la lección del catastrófico bajón de Ricky Álvarez!

Obviamente la situación no ha sido privativa de Leones, y por eso todos los equipos, sin excepción, andan dando bandazos.

Los Piratas, por ejemplo, hicieron la hombrada de ganarle la serie a los campeones aquí en Mérida, para luego ir a recibir a los desfondados Tigres en el “Nelson Barrera” ¿Y qué pasó? Que los felinos hicieron cera y pabilo de los filibusteros, quitándoles el compromiso íntegro.

Los Pericos fueron a León para ganarle serie de inicio de semana a los Bravos, pero al ir a la Ciudad de México para intentar consolidarse en la punta sureña fueron desplumados por unos pingos que ahora sí asedian en serio la primera posición.

Los Olmecas barrieron a los Tigres en Cancún, para luego ir a casa penas a rescatar el de la honra frente a los nuestros. Los Bravos, todo corazón, lograron romper la mala racha y están ahí, jugando en .500, en la última posición clasificatoria.

Ha habido tanta inconsistencia en la “temporada falsa”, que los líderes Leones aún podrían caer al sótano, y los Olmecas cambiar el farol rojo por la cima, y eso que sólo faltan tres series para terminar.

¿Esta situación hace interesante el espectáculo? A las pruebas nos remitimos: ayer en la muy beisbolera Villahermosa, jugando el campeón, apenas y se retrataron en taquillas 400 personas. Así o más claro…

Detalles positivos: en la semana tiraron verdaderas joyas Yoanner Negrín, José Samayoa y el debutante Jorge Reyes, de quien apuntamos en la colaboración previa que tuvo temporadón en primavera y hasta ahora muy malos números en su complemento.

Veremos, entre tanto empellón, cómo termina el calendario. El cerrador Gaudin, en cambio, sigue muy titubeante, mientras que a Arcenio León aún no le dan muchas responsabilidades a la hora de bajar el telón de los juegos comprometidos. Cleto, que tira generalmente la octava, sí mostró de nuevo contundencia tras un fugaz mal momento.

Las fieras cierran el calendario en casa recibiendo a los Tigres cancunenses y a los Olmecas tabasqueños.

Tienen el liderato, pero un pequeño parpadeo los puede hacer descender hasta el tercer sitio, y un descuido podría hasta tambalear sus posibilidades clasificatorias.

Con tantos cambios y tantas vaciladas el pronóstico tiene que ser reservado , por lo que les emplazamos para la siguiente semana en el día y lugr de costumbre ¡Hasta entonces!

3 Comentarios

  1. desmasiado mala leche el comentario de este señor, aunque es cierto que las dos temporadas es un proyecto de fracaso y que no pego ni pegara entre la gente, pero los Leones son un gran equipo y su directiva aunque ha cometido errores siempre ha querido presentarnos el mejor equipo. Ojala siempre huieramos tenido una directiva con estas ganas de tirunfo como los Arellano y no una mediocreo como la de Ricalde.

  2. mediocridad quizas del sistema de competencia y del que escribe estas fumadas buscando todo lo malo, los Leones dentro del xek de este año son de lo mejor que existe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here