La Liga Meridana de Béisbol, en veremos

El tristemente célebre caso de las lámparas generaría un recorte cuya tijera alcanzaría al circuito invernal

Mérida.- Versiones van, versiones vienen, y todas, de manera unánime, refieren que los meridanos se quedarán este año, como sucedió en 2012, sin su pasatiempo favorito: el béisbol.

Así las cosas, la Liga Meridana de Béisbol no se jugaría en este 2017, como sucedió en 2012, todo ello derivado de la misma persona: Renán Barrera Concha.

Como hace un lustro, cuando recién asumió la alcaldía de Mérida, a su parecer la liga no debía jugarse para arreglar todo lo malo que según él tenía tras ser creada y administrada por la anterior administración (Angélica Araujo Lara), hoy día, él, de manera indirecta, volvería a ser factor clave para que la Meridana no se juegue.

La negativa del político a acatar un acuerdo suscrito entre el Ayuntamiento de Mérida cuando era encabezado por Araujo Lara y una empresa que lo proveyó de lámparas, generó un litigio que, como era evidente que sucedería, terminó dándole la razón al consorcio demandante (por no respetar un acuerdo firmado),  y que le causará un gasto imprevisto de cientos de millones de pesos a la comuna que ahora encabeza Mauricio Vila Dosal, quien deberá ser el “pagano” de la decisión radical, obcecada y con evidentes tintes partidistas que su antecesor tomó.

Así, la muy buena, destacada labor que el Ayuntamiento de Mérida (encabezado por Vila) en 2015 y, especialmente en 2016, llevó al cabo en la Liga Meridana no podría, de ser ciertas esas versiones, verse culminada con el que tendría que ser su tercer torneo (sería la primera comuna que organice tres torneos), toda vez que el de este año no se jugaría por falta de recursos.

Esos recursos serán asignados como parte del pago del adeudo con ABC Leasing, la empresa que demandó y ganó ante todos los tribunales, incluida la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la demanda contra el Ayuntamiento de Mérida.

La Tesorería Municipal, ante este escenario, estaría ya disponiendo de varias medidas para ahorrar recursos y hacerse de los dineros y “la tijera” enfocada a estos recortes se dirigiría directa e inexorablemente hacia la muy gustada Liga Meridana de Béisbol.

A poco más de un mes del que tendría que ser el inicio de la Liga, el Ayuntamiento no ha hecho declaración alguna ni ha presentado avances del torneo 2016 de la Liga Meridana que en 2016 comenzó el 17 de septiembre.

Aunado a ello, han trascendido problemas al interior de la liga, los cuales podrían ser la gota que derrame el vaso que deje a Mérida sin su circuito invernal de béisbol.

Notas relacionadas

Escribe un comentario