Mérida.- El presidente de la Comisión de Box de Mérida (CBM), Santiago Basto Mejía, se deslindó del púgil Eduardo “Lalo” Torres en cuanto a los señalamientos y querella judicial en su contra por su presunta participación en la agresión a golpes y mordidas en contra de sus hijas la semana pasada.

En entrevista con península deportiva, el mandamás del organismo rector del boxeo meridano explicó que Torres no pertenece a la CBM, sino ue está registrado en otra comisión, por lo que no pueden tomar medidas al respecto.

Empero a nivel personal,  condenó lo sucedido y abogó porque se conozca el resultado de las invstigaciones y la versión de ambas partes para tener un juicio justo y real de los hechos, tras los cuales, Torres anda con paradero desconoccido y, legalmente, prófugo.

A continuación, las declaraciones del estimado comisionado en video:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here