Mérida- El gran trabajo realizado como promotor de box y lucha libre, el más popular y querido que haya dado Yucatán, llevó a Gonzalo “Fayo” Solís Domínguez (QEPD) a ser inmortalizado al Salón de la Fama del Deporte Yucateco (SFDY), en la clase 2019, tras recibir la mayor cantidad de votos en el rubro de “Empresarios y Promotores”.

“Fayo” Solís, fallecido en septiembre de 2008, obtuvo un total de 139 votos, siendo el más votado por parte de los 31 Periodistas Deportivos del Estado votantes, por lo que también se hizo acreedor al galardón especial “Russel Gutiérrez Canto”, el cual es entregado al que logre mayor cantidad de puntos.

Solís Domínguez superó en la terna de “Empresarios y Promotores” a Alejandro Preve Castro, quien sumó 138 votos a favor, y a Pedro Morcillo López (114).

Además de “Fayo” Solís, siete glorias del deporte yucateco se ganaron su pase al recinto del Salón de la Fama, el cual es encabezado por el Abogado Rafael Ramos Vázquez.

En la categoría de “Deportistas de la Primera Época” el seleccionado fue Jesús “Chucho” Rejón Aguayo (béisbol), quien obtuvo 68 sufragios, dejando en segundo lugar a Víctor Manuel Quijano (box), con 52, y en tercero al ex tenista Víctor “Chanito” Ponce (42).

A su vez, José “Joe” Baquedano Rendiz (boxeo) y Miguel Salcedo González (futbol) resultaron los ganadores de la terna “Deportistas de la Época Moderna”, al conseguir 107 y 100 votos, respectivamente.

Baquedano, ex campeón nacional wélter y medio, si bien tiene merecimientos para estar en el Salón de la Fama, debió ingresar como entrenador y no como deportista.

Su carrera fue buena, pero inconstante y cuando fue exigido por rivales de cierto nivel, simplemento no pudo salir avante, pero su saldo fue positivo, sin, con todo respeto, poderse equiparar a gente como Miguel Canto, Guty Espadas y gente de ese nivel que está en ese recinto de los imortales.

Empero, en su labor como entrenador destacó a nivel internacional y mundial al conducir a la corona mundial minimosca del CMB, a Gilberto Keb, en lo que fue considerado como la sorpresa de fin de año del boxeo de todo el mundo en 2010.

Tan solo eso lo hace merecedor de ingresar al Salón de la Fama.

Salcedo, por su lado, fue un muy buen futbolista a nivel local, le dio su primer campeonato a los Venados de Yucatán en 1998 y ascendió a Primera División, donde jugó varios años, pero sin tener un papel protagónico, ni jamás haber sido convocado a la selección nacional.

Pese a ello, el caballeroso ex delantero convenció a quienes lo postularon y a quienes votaron por él para ingresar al Salón de la Fama del Deporte Yucateco.

TARDE, PERO ENTRÓ

En el rubro de “Entrenadores y Técnicos”, Edilberto “Beto” Rivero Segovia (box), con 115 sufragios fue el ganador de manera justa e injusta al mismo tiempo, pues debió ingresar desde su primera convoctoria al haber sido el entrenador más prolífico, de cualquier deporte, que haya existido en Yucatán.

Nota recomendada:

¡¡¡¡40 años y sí, aún nos emocionamos!!! (vídeo)

“Beto”, o “Sebas”, “para los cuates”, dirigió a cuatro campeones del mundo, todos ellos yucatecos, a otros nacionales, estatales y fue un tipo, si bien no popular por su manera hosca y con no muy buenas maneras de conducirse, sí casi siempre garantía de éxito para la cuadra de boxeadores de Don William Araham Dáguer, con quien hizo una excelente pareja.

Ambos, por cierto fallecidos por semanas de diferencia en 2005, ya están en la gloria de Dios y en el Salón de la Fama del Deporte Yucateco.

En segundo sitio quedó el manejador de box, Adriano “Baby” Mendicuti (100), cuya convocatoria tendría que ser revisada, con todo respeto, para 2020 (no reúne méritos, aunque sí es una gran persona y un tipo muy querido, lo que parece haberle tocado el corazón a quienes los postularon) y en tercero, el ex entrenador de futbol, Raúl Comas Bolio (97).

Por su lado, el escritor taurino Luis Carlos “Elecarfelo” Fernández López fue el más votado en “Cronistas e Historiadores, con 119, superando a Eduardo Valdéz Suárez (76) y Pedro Vadillo Díaz (65).

En “Árbitros y Oficiales”, los entronizados serán Fernando López Abad, al alcanzar 123 votos.

Asimismo, el juez y oficial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Manzur Argüelles, quien entrará, no por su desempeño, sino de manera directa  tras haber sido ungido, recientemente, a un salón de la fama de Estados Unidos (no al de Canastota).

Los nombres de los nuevos entronizados fueron dados a conocer en rueda de prensa por el presidente del Salón de la Fama del Deporte Yucateco, Rafael Ramos Vázquez.

También por el representante del Instituto del Deporte del Estado de Yucatan (IDEY), Jorge Esteban Abud, y por el subdirector de Juventud y Deportes del Ayuntamiento de Mérida, Jesús Aguilar, así como por el presidente del Patronato, Felipe Duarte.

Ramos Vázquez anunció que el formato de elecciones cambiará a partir de 2020, ya que ahora los candidatos serán seleccionados por comités deportivos, los cuales serán conformados por cronistas y también por periodistas deportivos, con la ayuda de las Asociaciones Deportivas del Estado.

Asimismo informó que en 2020 únicamente entronizarán a cutro personas. Los elegidos saldrán de las ternas “Deportistas de la Primera Época”, “Deportistas de la Época Moderna”, “Árbitros y Oficiales”, y una división que en los próximos meses será dada a conocer.

Agregó que también se elegirá a uno de los yucatecos entronizados para formar parte de lo que será el “Pabellón de Honor” del Salón de la Fama del Deporte Yucateco.

En los próximos días se dará a conocer la fecha oficial de la entronización de la Clase 2019. Actualmente en el SFDY hay 80 glorias entronizadas, de acuerdo con Felipe Duarte Ramírez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here