Mérida.- Los “mentideros” boxísticos alertaron esta tarde sobre una lesión del jabato yucateco Junior Granados, que aparentemente era seria.

Las versiones extraoficiales que llegaron hacia las 15:00 horas a nuestra redacción alertaban sobre un desprendimiento de retina, lesión que obligó a decir adiós a más de un púgil yucateco, como fue el caso del posteriormente reconocido manejador Román Acosta.

NO ES TAN SERIO

Empero, el apoderado de Junior, el empresario Emmanuel Alcántara dejó en claro esta noche que si bien la lesión existe, ésta no es lo suficientemente seria como para comprometer su carrera.

Sin embargo, sí afectó su participación en la velada del 31 de agosto en la Arena Polifuncional, que ahora será encabezada por Alberto “Veneno” López y Tyrone Spong, en pleitos por separado.

Puede interesarte:

Tigre disfrazado de “Charal” sorprende a Junior Granados

De acuerdo con el empresario, Granados será intervenido en breve en una clínica de Mérida para corregirle una catarata traumática, lesión también muy común en el mundo del boxeo.

En atenta comunicación con península deportiva, el presidente de Armor Box informó que Junior será sometido a un proceso quirúrgico muy moderno por un reconocido oftalmólogo local.

Será un proceso rápido, de unos minutos, ambulatorio, de manera que no permanecerá ingresado y se irá a su casa, explicó el empresario.

Alcántara estimó que tras la cirugía, Granados sólo descansará unos 10 días antes de volver a lo entrenamientos, mas no al ring, que tardará unas semanas más.

Granados lucha por volver a sacar una flote una carrera que él ha llevado por un camino errático al aceptar una mala conducción que lo puso en peleas con desventaja y mala paga.

Se lesionó en días pasados mientras hacía sparring con un rival de notable mayor tonelaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here