México.- El legendario boxeador sonorense Julio César Chávez, muy a su pesar, volvió a asumir el mismo discurso de 2012, cuando criticó a su primogénito por incapaz, por no importarle nada…por valerle madre todo.

Ahora, casi cinco años después de esa pelea de 2012, en la que el junior fue apaleado, recibió una lección de boxeo ante Sergio “Maravilla” Martínez, papá Chávez usa el mismo término como los mexicanos coloquialmente se refieren a la indiferencia o a lo que nada les importa.

El pilón pareció ser las imágenes transmitidas por el propio “Julito” en las que su propia hija Julia, una bebé, le dice que fue el “Canelo” Saúl Álvarez, el responsable de las magulladuras en su cara y no otra persona o causa.

He aquí lo que un atribulado Julio César Chávez dice sobre la nueva vergüenza de quien inexplicablemente es su primogénito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here