México.- El púgil sinaloense Julio César Chávez jr. terminó la parte fuerte de su preparación para su pelea de este sábado 6 de mayo contra Saúl “Canelo” Álvarez y dijo adiós y dejó tras de sí al Centro Ceremonial Otomí, donde trabajó unos dos meses para ese que es considerado el compromiso más importante de su carrera.

Chávez jr., de acuerdo con el comentarista deportivo Antonio de Valdez, en el espacio informativo matutino Despierta, encabezado por Carlos Loret de Mola, señaló que el ex campeón medio realizará la última semana de su entrenamiento en la ciudad de México.

Por lo tanto, es de esperarse que se le vea entrenando a partir de este lunes y en los siguientes días en el gimnasio Romanza de la Ciudad de México en Ixtacalco (rumbo del aeropuerto internacional de la Ciudad de México).

La salida de Chávez jr. del Otomí se produce días después de que su padre, el gran ex campeón mundial mexicano Julio César Chávez reconoció que su vástago ya atravesaba problemas de disciplina para permanecer en ese centro de entrenamientos en el que se encontraba aislado de la urbanidad y concentrado en el trabajo para la mediática pelea del 6 de mayo.

Chávez, después de esta semana, o posiblemente en el transcurso de la misma, viajará a Las Vegas, a fin de estar presente en lo actos premocionales previos a su combate con el “Canelo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here