Culiacán.- Casi 31 años después, Julio César Chávez y Mario ‘Azabache’ Martínez se encerraron de nuevo en un ring, pero al sur de donde lo hicieron originalmente el 13 de septiembre de 1984, cuando toparon por vez primera en Los Ángeles.

Hoy, se reencontraron en esta ciudad de Sinaloa, donde llevaron por el túnel del tiempo a los fans culiches, muchos de ellos que aún no nacían cuando pelearon por el título mundial súperpluma del CMB, y que hoy se quedaron con una magnífica impresión de ambos al cabo de los tres asaltos de exhibición que ofrecieron ante un lleno en el Parque Revolución de Culiacán, Sinaloa.
Esta ocasión, Chávez, no tuvo que salir al todo o nada, sino a ofrecer destellos de su capacidad ante un Mario Martínez que, como hace 31 años, hizo la vida complicada al sonorense avecindado en Culiacán. El jalisciense sí, le tuvo respeto, más no miedo al más famoso de sus rivales.
Fueron nueve minutos de emociones, Chávez atacó con golpes al cuerpo y Martínez lo hizo con jabs y cruzados de derecha, pero desde un inicio supieron que tenían que también ellos debían divertirse y lograron su cometido. Los gritos de ¡Chávez, Chávez! electrizaron el ambiente, hubo magia en el ring y la gente fue testigo de que lo que bien se aprende nunca se olvida.
Para muchos jóvenes e incluso adultos, fue la primera vez que fueron testigos de la técnica del primer tricampeón mundial en la historia del boxeo mexicano. Al final de los tres episodios, Mario y Julio César fueron ovacionados, y agradecieron el apoyo de los asistentes para ayudar a la lucha contra las adicciones, lucha que poco a poco ha ido ganando el gran Campeón mexicano.
No hubo que ganar en el ring, esta vez el público fue realmente quien ganó, pues pudo revivir lo que hace 31 años impactó al mundo, el momento en que JC vio la luz y pudo labrar su leyenda, la que hoy lo tiene como el más grande en la historia del boxeo mexicano.
La pelea de tres rounds fue la cereza en el pastel para una jornada que sirvió de proyección a los nuevos valores, entre ellos los monarcas nacionales como Jesús Aréchiga, Juan Vargas y Marcos Verde, pero también para otrora campeones nacionales como Leonardo ‘Chino’ Bermúdez, Valentín ‘Picoco’ León, Luis ‘Tyson’ Vázquez y Francisco ‘Panchito’ García.
Con lo recaudado por la función, Julio César Chávez anunció que al menos 15 personas podrán recibir todo el tratamiento para salir de las adicciones en sus clínicas, y se tomarán en cuenta aquellas personas que no tienen recursos para ser internadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here