Joselito Velázquez, primer púgil peninsular en Juegos Olímpicos

El nacido en Oaxaca, pero hecho hombre y boxeador en Cancún conquistó, por fin, su pase a unos Juegos Olímpicos y puso fin a su suplicio y al de la afición peninsular

Caracas.- El cancunense Joselito Velázquez puso esta tarde broche de oro a la gran actuación mexicana en el Preolímpico de Boxeo de la ciudad de Vargas, al vencer de manera categórica, diáfana y sin asomo alguno de duda al coreano Jon Hung Shin, para calificar al torneo boxístico de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en los que, desde ya, es serio aspirante a una medalla.

Velázquez, doble campeón panamericano y con unc acarrera sólida, añeja en el amateurismo internacional se convierte en el primer boxeador hecho en la Península de Yucatán, zona de antiguo abolengo pugilístico en México, en lograr su pase a unos Juegos Olímpicos.

El ahora olímpico transitó mil millas y algo más para acceder a la máxima justa deportiva amateur del planeta y lo hizo con todos los merecimientos habidos y por haber, pero también sufriendo de todo, desde derrotas cerradas, como la que lo marginó de Londres 2012 ante el ecuatoriano Carlos Queipo, quien lo venció paradójicamente en Río de Janeiro y al que semanas atrás derrotó.

Una seria lesión en un brazo parecía haber marginado al de Cancún de los Olímpicos en febrero pasado, pero se recuperó a eso y a una aparentemente mala decisión días atrás en Bakú, Azerbaiyán, cuando en la pelea que necesitaba para ganar perdió una muy apretada decisión con el boxeador de casa.

Hoy, 7 de julio de 2016, en un día HISTÓRICO para la Península de Yucatán, Velázquez se convierte en el primer ser humano formado boxeador en esta región, que accede a unos Juegos Olímpicos, dándole gloria a la región, pero particularmente a Quintana Roo, cuyas autoridades SÍ han sabido ahcer su “chamba” en el boxeo a diferencia de como ha sucedido en Yucatán, donde los encargados han sostenido, para no meterse en problemas, a una “gavilla” de ignorantes y mafiosos que se ostenta como manejadores y que han rechazado todo apoyo foráneo para aprender algo y acercarse a lo logrado en el vecino estado. 

Hoy, Joselito Velázquez dominó los tres rounds para imponerse por triple 30-26 al coreano Shin, en la categoría de los 49 kilogramos, logrando rápiamente una ventaja involuntaria cuando el coreano cometió un foul que ameritó la penalización de un punto.

Ello dio ventaja de 10-8 al peninsular desde el primer episodio, y cierta tranquilidad para manejar la pelea que ganó en sus tres episodios para, por fin ganar el boleto y estar en el torneo que necesita para inmortalizarse.

Joselito disputará la medalla de oro del torneo, precisamente contra el ecuatoriano Carlos Queipo, que antes dio cuenta del argentino Leandro Blanc, por triple 30-27.

El caribeño completó la jornada perfecta para los boxeadores mexicanos, luego de que sus compañeros Juan Pablo Romero y Lindolfo Delgado lo imitaron y también obtuvieron su calificación a los Olímpicos.

Lamentáblemente, Rogelio Romero quedó eliminado el martes,

 

Con su triunfo, Joselito (49 kilos), integra un nutrido equipo olímpico de boxeo que asciende a seis competidores, cifra que no se veía desde Sydney 2000.

Además de él Misael Rodríguez (75), Lindolfo (60) y Juan Pablo Romero (69), Elías Emigdio (52) y Raúl Curiel (64), ya habían obtenido su pase.

Por cierto, la última medalla olímpica de boxeo para México cayó precisamente en Sydney 2000, cuando Cristian Bejarano logró bronce, tras lo cual ingresó en el profesionalismo, donde transitó sin gloria alguna.

 

 

Notas relacionadas

Escribe un comentario