Río de Janeiro.- Al cancunense Joselito Velázquez no le bastó un fuerte cierre en su pelea de esta tarde ante Hasanboy Dusmatov que con dos buenos rounds (primero y segundo) hizo lo suficiente para vencer al norteamericano y seguir avante en pos de una medalla en la división de los 49 kilos del torneo de boxeo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde el peninsular despertó de su sueño olímpico en la que, seguramente, fue la última pelea de su carrera como aficionado.

Velázquez, quien tiempo atrás había perdido ante Dusmatov, se vio superado por el euroasiático, quien sumó puntuación unánime de 3-0 (29-28,29-28 y 29-28) para seguir su camino hacia las medallas.

El americano mostró muy buenas hechuras, pero no pudo contra el oficio y recursos extraboxísticos, pero válidos para el réferi y los jueces, quienes toleraron jalones, amarres y otras artes de las que el uzbeko se valió para nulificar el boxeo de Joselito.

El de la Península de Yucatán perdió por no poder contrarestar esas artimañas que se impusieron en la pelea y que le dieron el triunfo al uzbeko.

Joselito logró zafarse de esa circunstancia en el último round y cerró bien, pero no le bastó para voltear las tarjetas en su favor y termina yéndose del boxeo aficionado en el que hizo una gran, destacadísima carrera, pero del que se va con la espina clavada de no ganar una medalla olímpica.

Su destino inmediato, no es necesario hacer muchas conjeturas, es el profesionalismo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here