Mérida.- Jonrón de Jairo Martínez con uno en “la jaula”, quebró un empate en la baja del noveno acto decidió un sensacional duelo de pitcheo y dio a los Azulejos de la Dolores Otero un gran éxito de 3×1 sobre los Zorros de Pacabtún, que quedaron tendidos en el terreno de juego, en la conclusión de la séptima jornada de la Liga Meridana de Béisbol que se disputó en el estadio de los ganadores.

Viniendo de atrás, luego de emparejar el score en la octava, los emplumados llegaron a su último turno con lo fuerte de su “lineup”, o sea, el cuarto, quinto y sexto bateadores.

El cubano Osniel Maderas largó su tercer hit en una tarde perfecta que tuvo con el madero y enseguida Jairo Martínez le pescó una recta al abridor y derrotado Hubbie Pellegaud, quien había enjaulado a los Azulejos en los siete episodios anteriores, para rubricar en forma espectacular el triunfo del equipo local, ante la algarabía de los aficionados que abarrotaron el inmueble.

La carrera del empate llegó una entrada antes. Leo Acosta conectó un rodado que buscaba la pradera central y Axel Salazar lo impidió pero no pudo evitar que el corredor llegue primero a la inicial. Rodrigo Quijano sorbió espeso chocolate, Arturo Puerto entregó el segundo tercio con rodado a la inicial y Nigel Novelo remolcó la carrera de la igualada con cañonazo al derecho,

Los Zorros se adelantaron en el marcador desde la segunda entrada mediante jonrón solitario de Fernando Martínez, quien al primer disparo del abridor azulejo, Ismael “Makanaki” Castillo, quien salió sin decisión, desapareció la pelota por el jardín central para el 1-0.

El lanzador campechano salió en la séptima después de ser sacudido con un cañonazo del cubano Rubén Paz, quien quiso alargar a triple el batazo que se estrelló en la barda del jardín central pero fue enfriado en la antesala para terminar la entrada.

Lo relevó el ganador Christopher Herrera, quien sobrevivió el ataque de los Zorros en el octavo episodio en el que se combinó un error del torpedero Rodrigo Quijano, quien puso a los corredores en posición de anotar, ya con dos tercios fuera. Sin embargo, tras reñido turno con Emilio López, ganó la batalla y colgó una argolla de oro.

La novena entrada fue copia fiel de la anterior, pues el equipo de Pacabtún dejó dos corredores en los senderos, igualmente con dos tercios fuera, pero dominó a Axel Salazar con hirviente chocolate terminando la entrada.

Por su parte, Pellegaud estuvo intransitable en las primeras 3.2 entradas hasta que permitió en la cuarta tanda el primer hit de los Azulejos que corrió a cargo de Osniel Maderas.

Y VINO EL JONRÓN

Así, se mantuvo dando de comer en su mano a su rival hasta que en la octava le empataron el juego y en la novena aceptó el bambinazo de Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here