Se aclara identidad de púgil asesinado en Mérida: fue rival de Salvador Sánchez

El “embolsado” de la Itzáes peleó en México y Venezuela como Javier “La Mojarra” Solís

Mérida.- El sujeto hallado asesinado y “embolsado” a principios de esta semana en la Avenida Itzáes de esta capital resultó ser, como trascendió en un principio, un boxeador, pero no uno cualquiera, sino uno que hizo carrera más en cuadriláteros nacionales e incluso del extranjero que en Yucatán y que fue el único púgil local que tuvo el honor de enfrentarse a la leyenda del boxeo mundial, Salvador Sánchez Narváez.

Luego de distintas versiones cruzadas tras rumores erróneos respecto a su identidad, el boxeador en cuestión resultó ser Javier Solís Pacheco, conocido como “La Mojarra” y que peleó algunos años en la Ciudad de México, donde hizo una larga campaña que lo llevó a pelear en cuadriláteros de otras partes del país e incluso en Venezuela.

De acuerdo con el también ex boxeador Joe Cerda, quien contactado por nuestro colaborador, Martín Enrique González Canto, accedió a aclarar la identidad del occiso, asesinado en un predio abandonado de la Avenida Itzáes, la víctima fue Javier Solís Pacheco y no Gabriel Ferráez Solís, como algunos medios informativos presumieron inicialmente. 

Solís Pacheco fue un boxeador que hizo campaña larga en la Ciudad de México, donde se formó bajo la batuta del gran entrenador y también mánager, Don Manuel Moreno Sierra “El Míster”, quien atendiese a otros yucatecos como Raúl Solís y Silverio “Chamaco” Ortiz sr.

De su récord se sabe poco, toda vez que fue un boxeador que si bien alcanzó a llegar a la distancia de los 10 rounds,  no logró destacar y debió conformarse con ser semifinalista o estelarista de las funciones de los miércoles (entonces había dos funciones a la semana en la Ciudad de México) de la Arena Coliseo, o, bien, “relleno” de las veladas sabatinas.

Peleó con gente renombrada de su época, pero siempre le tocó estar en la esquina perdedora, como le pasó con el sinaloense Antonio “Toño” Becerra y, ni más, ni menos que con la víctima de éste, el insigne mexiquense Salvador Sánchez Narváez, con quien perdió por nócaut técnico en siete rounds en la pelea estrella del miércoles 25 de febrero de 1976.

Solís, homónimo del gran cantante vernáculo de los 60´s, Javier Solís, peleó incluso en Venezuela, donde fue noqueado en ese mismo año de 1976 en ocho rounds (técnico) por José Antonio Quijano.

No es sabido con precisión, el récord del ahora occiso, pero se estima que combatió entre 30 o 40 ocasiones, ganando unas y perdiendo otras.

Lo que si es sabido es que sus apariciones en Mérida fueron escasas y peleó ocasionalmente. Una de esas contiendas fue contra el “Panadero” Ricalde, al que noqueó (técnico) en ocho rounds el miércoles 5 de diciembre de 1979.

Su muerte, ocurrida al parecer el sábado o domingo, aunque detectada el martes, sucede luego de años de adicción al alcohol y a las drogas que lo llevaron a ingresar en más de una ocasión al reclusorio meridano por protagonizar desmanes y también por dedicarse a la distribución de baja y poca monta de narcóticos entre “teporochos”.

De acuerdo con las primeras versiones preliminares, entre sus asesinos habría estado uno de sus sobrinos que, aprovechando su embriaguez, lo golpeó en la cabeza, además de haberlo acuchillado repetidamente. (Que Descanse en Paz). 

Notas relacionadas

Escribe un comentario