Kanasín.- Gran, emotivo inicio tuvo esta noche el calendario boxístico en Yucatán con una función, sencilla, modesta, pero pródiga en emociones, promovida por “Platanito Promotions” y que tuvo como cereza en la cima de su pastel una interesante, movida y por momentos sensacional pelea estelar en la que Javier “Rapidito” Vera ganó a su valiente y muy entrón rival, Víctor “Vago” Durán.

Ante la mejor entrada que ha logrado en su aún corta historia como promotor, unas 600 o 700 personas (las sillas fueron insuficientes y muchas personas vieron la función de pie), César “Platanito” Arjona presentó un buen programa que tuvo un gran remate con el pleito Vera-Durán.

El “Rapidito”, haciendo honor a su mote, apeló a su gran velocidad y deseo de agradar al público, para sumar los puntos que le dieron una justa, mas no fácil victoria que por momentos, sobre todo en el tercer asalto fue sufrida para él.

Desde el principio, los dos pequeños guerreros salieron a darlo todo y no se ahorraron nada: bueno, ni round de estudio hubo, pues desde el “gong” inicial salieron a romperse el “alma” (o mejor dicho, la madre) lanzando golpes a matar, que afortunadamente no pasaron a mayores.

Bajo la supervisión del réferi David “Artista” Silva, Vera y Durán hicieron mucho por el triunfo, pero el “Rapidito” impuso su velocidad y estilo para sumar los puntos que le darían la victoria.

El “Vago”, del que se esperaba fuera presa fácil o al menos a modo para el jovencito Ver,a excedió las expectativas y no sólo se mostró a la altura, sino que incluso llegó a poner en apuros al “veloz”.

En el tercer acto, aprovechando las deficiencias técnicas de “Verita”, lo sorprendió varias veces con volados de derecha que penetraron limpiamente la guardia de su rival, quien cometía el error de ir hacia el frente con la mano izquierda abajo.

No fueron menos de cuatro los golpes, plenos, con todo, que llegaron a la cabeza de Javier, quien aunque mostró haberlos sentido, no se echó para atrás y los digirió como un buen yuateco soporta el chile habanero que pica sin avisar.

En el cuarto, fue el “Vago”, quien espantó de valiente al soportar un tremendo golpe, seco a la cabeza, que retumbó en toda la arena del “Salón Diamante” y que no sólo no lo puso en malas condiciones, sino que le picó la cresta para ir hacia adelante.

Al final, ganó Vera por haber conectado más golpes y por haber impuesto su estilo ofensivo al también agresivo de Durán.

GANÓ EL “ELEGANTE” ARJONA, PERO…

El “Elegante”, Óscar Arjona ganó por decisión unánime a Alex “Finito” Sánchez en los 69 kilogramos, pero no lució.

El jr. del “Platanito” tendría que haber noqueado a un rival al que aventajaba en experiencia, sobre todo, pero a pesar de haber tirado con todo, no pudo poner horizontal a su rival que se batió como los bravos y llegó a sacudir al “Elegante”.

Esa división, en absoluto es para él y si quiere hacer algo en el boxeo, deberá volver a la de peso ligero, al menos.

 
Dio alegría ver la arena llena, plena, con porras por todos lados y a un “Platanito” satisfecho y feliz, al grado de mostrarse conmovido sobre la tarima. Sus funciones cada vez convocan a más gente y sus promovidos, al tener más actividad, muestran más nivel.
 
Ni qué decir del buen “matchmaking” (cazar peleas).
 
Otro buen trabajo de la Comisión de Box de Mérida (CBM) que de nuevo llegó a tierras kanasineras a hacer un buen trabajo. Ni qué decir de los réferis Canul y “Artista” Silva, que se lucieron.
 
Por cierto, el “Artista” estrenó look, totalmente “colís”, dando impresión más seria con más autoridad, lo que se le vio bien. Nos recordó a “Lotario” el “forzudo”, eterno acompañante del “Mago Mandrake”.
 
Entusiasta, como siempre, estuvo trabajando en su esquina Mario “Tekit” Cortés, quien estuvo acompañado de su cubetero, el “Pollo”.

Al término de la función dos huiritas, perdón “Damitas”, pertenecientes a las porras del “Rapidito” y el “Vago” se agarraron a trancazos en la zona técnica, pero no pasó a mayores.

Estuvo presente el buen amigo promotor José “Pepe” Rivero Salazar a quien con gusto saludamos, pero de quien si nos privamos del placer de ver y estrechar su mano, fue de su pareja, Luis Rejón Castillo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here