Mérida.- La directiva de la Liga Meridana de Béisbol de Invierno (LMBI) y el Consejo Ciudadano decidieron anoche que el primer encuentro de la sexta jornada entre los Senadores de la Morelos y los Diablos de la Bojórquez, sea anulado, luego de que ambos equipos protestaron una alineación indebida, y ambos tuvieron razón.
La decisión, inédita, en la historia del circuito, incluyó, además, “un fuerte llamado de atención” a los mánagers Antonio Aguilera (Diablos) y José Caballero (Senadores), por ser los responsables de lo sucedido, pero no serán castigados o suspendidos, precisa un comunicado de la LMBI.
El encuentro, jugado el sábado pasado en la Morelos, terminó 16×2 a favor de los legisladores, pero ante las protestas, la liga optó por llevar el tema al consejo que anoche tomó una decisión apegada a los acuerdos internos que rigen la Liga.
El director de Bienestar Social del Ayuntamiento de Mérida y directivo del circuito, Jorge Gamboa Wong, dio a conocer que ambas protestas fueron aceptadas en tiempo y forma, durante el desarrollo del encuentro, y las dos tuvieron razón, por lo que determinaron que el encuentro quede anulado.
En lo que de refiere a las protestas, los primeros en hacerlo fueron los Diablos, cuando ya perdían 0x8, en la cuarta entrada, ya que detectaron que el line up, que los de la Morelos entregaron al umpire Álvaro Escalante, especificaba que Jefrey Pérez era su novato en el encuentro, lo cual violó el reglamento, ya que era el bateador designado y por tanto no aplicaba como novato, pues el acuerdo es que debía estar dentro del campo, ya que el objetivo es que los muchachos jueguen.
La protesta infernal fue válida, pese a que los Senadores tenían en el campo al también novato Samuel Estrella, pero en su line up sólo marcaron que Jefrey era el que iba a cumplir con la regla de que un novato juegue todo el encuentro, tal y como fue acordado en las reuniones de los mánagers.
Hasta ahí, los Diablos perdían por una paliza, pero poco les importaba el resultado, ya que sabían que tenían ganado el encuentro en la mesa, sin embargo, ante la ausencia de su mánager Aguilera, quien fue expulsado por discutir con el ampayer, en la octava tanda entró a batear Luis Irigoyen, y fue cuando los Senadores metieron su protesta, basada en que el emergente no estaba habilitado en el róster oficial ante el circuito.
Resulta que antes del cierre de rósters, programado para todos los miércoles a la medianoche, el mánager Aguilera dio de alta a Christian Escarrega, en lugar de Irigoyen, quien se quedó solamente como coach de base.
El tema es que Escárrega no fue aceptado por la Liga, tras determinarse que no podía ser dado de alta ni como novato ni como local, pues no estuvo en el tryout y además es de Guanajuato, por lo que se inscribió a Leo Ramírez y se mantuvo a Luis como coach.
El caso fue que Irigoyen no era elegible en el róster oficializado por el circuito y por tanto la protesta de los Senadores igual procedió.
Con esto, la directiva y el consejo determinaron que el resultado sea anulado.
Además, al ser nulificado el encuentro, las estadísticas tampoco serán contabilizadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here