Jacobs fuerza a Golovkin a pelear por vez primera los 12 rounds

El neoyorquino quiebra la hilera de 23 nócauts del kazajo que retiene los títulos mundiales medio del CMB, AMB y FIB

Madison Square Garden, Midtown, Nueva York.- El estadounidense y neoyorquino Daniel Jacobs hizo una gran, meritoria pelea y se convirtió en el primer ser humano en forzar a Gennady Golovkin a boxear hasta la distancia de 12 rounds, aunque al final terminó perdiendo una estrecha decisión unánime en la mejor pelea de su vida, esta noche en la “Meca” del boxeo mundial.

Golovkin debió apretar el acelerador y aunque fue merecido vencedor, sufrió en algunos pasajes de la pelea, sobre todo en el undécimo episodio en el que el estadounidense lo conectó sólido y evidenció haberlo dañado de manera clara.

Dio la impresión de que si su afortunado ataque hubiera sido comenzando el round, o en asaltos previos, cuando estaba más fuerte y menos desgastado, pudo haber tenido mejor suerte.

A final de cuentas terminó de pie dando una gran pelea y recibiendo el reconocimiento del público, de los críticos y del propio Golovkin que ante él vio interrumpida su hilera de 23 nocauts.

“GGG” se mantuvo invicto y preservó alrededor de su cintura las correas de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y Asociación Mundial de Boxeo.

Golovkin, quien sabedor de que su ventaja no era amplia no quiso dejar cabos sueltos y se llevó el triunfo con tarjetas de 115-112, 114-113 y 115-112, que reflejaron la dureza del pleito ante un Jacobs que evidenció algunas lagunas en el boxeo del kazajo.

Con este resultado, Golovkin mejoró a 37-0 con 33 nócauts, mientras que Jacobs se quedó con 32-2 y 29 puestos fuera de combate.

Jacobs, desde el arranque de la pelea comenzó lanzando veloz el jab para marcar la distancia, metió bien la izquierda ante un Golovkin que sacó poco las manos y no logró acertar como quisiera ante un arranque más emotivo en las gradas que dentro del ensogado.

El de casa salió de zurdo al segundo episodio, pero tras un minuto así y de poco o nulo intercambio, volvió a la guardia derecha, tratando de mantener la distancia ante un Golovkin que no se animaba del todo porque sabía que era mejor esperar el error que caer en el anzuelo.

En el tercero, GGG tratando de darle seguimiento con derecha y Daniel con el recto y gancho a las zonas blandas, llevó el pleito a la distancia que quería. Sin mucha explosión el estadounidenses parecía tener mayor margen de victoria ante un cauto campeón.

PRIMERA CAÍDA

Jab y derecha poderosa, además de un empujón, le dieron finalmente a la pelea la primera gran emoción en el cuarto, pues Jacobs visitó la lona y aunque se levantó como si nada, dio muestra de resentir la pegada del kazajo que fue ahora sí más insistente con sus impactos e hizo que el estadounidense prendiera los focos de alerta.

Un volado de derecha de GGG conectó el rostro de Jacobs en el inicio del quinto y luego con el jab lo mantuvo en control obligándolo a cambiarse de guardia. Los puños de Daniel, aunque llegaron a la humanidad de GGG, no hacían daño, pero cuando iban del kazajo al estadounidense regularmente lastimaban.

En el sexto comenzó boxeando Jacobs y le dio resultado. Abanicó GGG un volado de derecha y luego Daniel le metió primero un cruzado de derecha y luego una combinación de tres golpes que hicieron retroceder al kazajo que estuvo poco preciso y cauto tras los embates ofensivos del neoyorquino.

Golovkin trató de llevar a Jacobs a las cuerdas en el séptimo, pero con pasos laterales escapaba las más de las veces y respondió con fuertes ganchos a las zonas blandas para incomodar lo suficiente a un Golovkin que estaba abanicando más de lo que él esperaba pero seguía siendo peligroso.

Jacobs bajó la guardia peligrosamente a GGG pero no pasó a mayores en el octavo. La confianza de Daniel era evidente y de vez en vez explotaba con veloces combinaciones arriba y abajo pero sin hacer el daño necesario ante un Golovkin que ya no siempre iba al frente.

POR POCO LA SEGUNDA

Con dos upers de mano derecha, Golovkin logró finalmente lastimar al estadounidense que estuvo algo tambaleante de piernas en el noveno y de no ser porque el round se acabó, quizá hubieran logrado una segunda caída a favor del favorito kazajo que se sabía líder en ese momento.

Daniel volvió a boxear en el décimo a Golovkin pese a que lo acorralaron en más de una ocasión y al final evitó que le castigaran como habían hecho. Ya las piernas del neoyorquino no le estaban ayudando tanto en su estrategia pero al menos le permitían evitar el poder del kazajo que pese a todo no se desesperaba y era insistente.

EL CAMPEÓN, EN APUROS

En el undécimo se dieron fuerte, Golovkin y su presión obligaron a Jacobs a intercambiar, y no lo hizo mal, porque el campeón metió fuerte sus manos, pero Daniel cerró muy fuerte y hasta logró aturdirlo con una potente combinación hacia el final del capítulo.

Con la encomienda de cerrar fortísimo, GGG trató de ser el hombre que llevara la ofensiva y logró meter fuerte la mano derecha sobre un Jacobs que valiente trataba de conectar fuerte a las zonas blandas.

Al final, Golovkin no pudo lograr el nócaut, y Daniel cortó la racha de 23 cloroformos que el kazajo había hilvanado hasta entonces.

Notas relacionadas

Escribe un comentario