Mérida.- El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) rindió este martes un sencillo, pero muy emotivo homenaje al otrora sensacional peso mosca yucateco, Enrique “Maestrito” Orozco en ocasión de su reciente muerte el 18 de octubre en esta ciudad.

El CMB, en el marco de su reunión semanal con los medios informativos, abordó el tema de la sorpresiva muerte de quien fuera el más prometedor boxeador mexicano de inicios de la década de los 90´s del siglo pasado y que por su boxeo de excelsa escuela, gran valor y explosiva pegada que lo hacía en noqueador de un solo golpe, fue una gran esperanza del boxeo yucateco.

El homenaje al ahora fallecido ex púgil y entrenador consistió en el tañido de 12 campanadas a cargo del colaborador del CMB, Armando Aguilar, quien procedió a ello con la venia y petición expresa del presidente del organismo, Mauricio Sulaimán Saldívar y el testigo del Director de prensa e historia del consejo, sr. Don Víctor Cota León.

Orozco fue campeón del CMB en dos ocasiones, aunque no del orbe. En 1993 ganó el cetro mosca del Mundo Hispano venciendo por decisión técnica en seis rounds al guanajuatene Rafael “Bazooka” Orozco y en 1995 ganó el título de esa misma división de Norteamérica, venciendo por decisión al sinaloense Pablo Tiznado en Las Vegas.

Por cierto, el presidente del CMB, Mauricio Sulaimán, en comunicación directa con Península Deportiva, lamentó el deceso del boxeador y aprovechó para comunicarse posteriormente con su esposa Anahí, viuda de Orozco.

El fallecido artista del nócaut tuvo un total de 41 peleas, de las que ganó 35, 28 de ellas por la vía del costalazo, perdió cinco y empató una.

Fue, durante tres años clasificado mundial en las versiones del CMB, FIB y AMB, que de todos esos organismos fue el que mejor lo ranqueó al ubicarlo en el tercer escaño de sus listas en 2005.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here